Millonario Mayweather

Tengo la solución definitiva si has llegado a los mercados para enriquecerte y vivir el sueño de Wall Street entre coches de lujo y bellas mujeres o retirado en Zihuatanejo sin más preocupaciones que limpiar diariamente la tabla de surf y que el mojito no esté excesivamente cargado. Mis posts suelen durar unas 2.000-3.000 palabras pero en el de hoy seré breve. Ahí va:

«La mejor manera de convertirse millonario con la bolsa es ser es ser Billonario y empezar a hacer Trading»

Espero haberte causado la misma sonrisa que se me saltó cuando leí esta frase en una red social a un reputado trader y formador. ¿Acaso te pensabas que iba a ser tan fácil?

Tiempo y dinero. El anhelo de la mayoría de inversores que llegan al trading. Justo las dos características de las que tienes que ir sobrado si empiezas en este mundillo.

Es curioso porque además los patrones siempre se repiten. Exigencia de los resultados inmediatos, retiradas de dinero en la primera semana de operativa y el sueldo conseguido después de tres meses en los mercados.

Ya he hablado largo y tendido en este blog sobre las dificultades del trading así que te dejo enlaces para que refresques la memoria y no repetirme mucho más:

No voy a ponerme en modo halagüeño porque este post trata de soñar. Vamos a responder una de las preguntas estrella que cualquier trader y no trader se plantea cuando escucha hablar de la bolsa. De hecho, es una de las frases más buscadas en Google relacionada con los mercados.

¿Puedes llegar a ser millonario y forrarte con el Trading? La respuesta es un rotundo SÍ, puedes hacerlo. Otros lo han hecho antes que tú y en el futuro habrá más casos de éxito que seguirán pegando «campanazos» gracias al Trading

¿Quieres saber cómo? No te pierdas lo que viene.

Paso 1 para hacerse millonario con el Trading: reinvertir los beneficios sin retirar dinero del bróker

Antes de empezar con la primera manera de hacerse millonario con el Trading quiero dejar clara una cosa.

En el post tratamos de ganar dinero gracias a una operativa activa sostenida en el tiempo. Es decir, hacer uno, dos o tres trades al día siguiendo un sistema de especulación ganador. Por eso es importante tener claro que uno de los primeros requisitos es que sin unas reglas claras de entrada y salida al mercado no llegarás ni a la vuelta de la esquina.

Segunda aclaración. No hablo de meter un dinero en un activo, dejarlo abierto durante 5, 10 o 15 años olvidándose de la posición y de repente mirar el gráfico y comprobar que tu dinero se ha multiplicado por 50. Es el típico ejemplo del Bitcoin. Si alguien compró 1.000 euros en Bitcoin cuando cotizaba a $1 allá por 2011, entró en coma durante 10 años y se ha despertado en 2021 con su cotización disparada por encima de los $50.000 ahora tiene en su cuenta corriente 50 millones de dólares. Ni más ni menos.

Lo dicho, no es el caso así que no me voy a extender en explicar cómo forrarse manteniendo trades abiertas. Es otra manera de hacerse rico gracias a la bolsa, pero en este caso estaríamos hablando de inversión, ya que el horizonte temporal de las operaciones es superior a 5 años. Vamos con lo que nos atañe: estar dentro del mercado minutos, horas o como mucho días haciéndolo con frecuencia.

La falacia de la rentabilidad en el trading

El primer paso para vivir bañado en billetes gracias al trading tiene que ver con la famosa falacia de la rentabilidad con la que tanto se ataca a los traders. Te la explico.

Cuando cuento mi experiencia sobre  una cuenta de 200.000€ en la que obtuve rentabilidades superiores al 50% llevando una gestión monetaria moderada la primera réplica que me encuentro es la siguiente:

– «Es imposible que obtengas esa rentabilidad porque si fuera cierto en 10 años serías multimillonario»

Esta es una afirmación rigurosamente cierta si no nos estuviéramos saltando un importante matiz. El trader necesita las ganancias para obtener su sueldo.

¿De qué te sirve ganar 80.000€ a final de año después de haber estado peleándote contra el mercado 10-12 horas diarias si vives en casa de tus padres y no te estiras ni para dormir? Lo lógico es vivir de lo que generas y tener ambiciones. Todavía no he conocido ningún trader que se plantee vivir como un monje, gastando lo mínimo.

En los años buenos te podrás dar caprichitos, habrá algún año de apretarse el cinturón o incluso puede que el rojo predomine en algún ejercicio y te veas obligado a tirar de los ahorros acumulados.

La rentabilidad real de un trader no es su beneficio neto, sino la cantidad final después de retirar salario y provisiones.

Pongámonos en el caso de una empresa: la facturación no tiene nada que ver con el beneficio final. Hay que descontar alquileres, amortizaciones, stock, suministros, empleados.. entonces ya sí llegas a contabilizar la ganancia.

Por lo tanto repito: aunque un trader consiga una rentabilidad estratosférica, muy por encima de cualquier fondo de inversión, ese porcentaje es ficticio. Para llegar al dato real hay que descontar los gastos.

Una vez explicada esta diferencia básica entre facturación y beneficio final del trader, volvemos al propósito inicial del post: tener más billetes que tiempo disponible para contarlos.

La única manera de alcanzar este objetivo es sin retirar ni un euro del bróker. No se puede pretender ganar 40.000€, retirar 35.000€ y  dejar solamente 5.000 para multiplicarlos exponencialmente. No. O no tocas nada y generas efecto bola de nieve u olvídate de tener una jubilación dorada.

Como siempre habrá gastos indispensables que cubrir (tu comida, el alquiler, la luz..), tendrás que hacer un sobre-esfuerzo si quieres llevar a cabo esta misión. Las tres maneras para mantenerte a flote e intentar dar el campanazo son las siguientes:

  • Teniendo un trabajo aparte de pocas horas que te proporcione unos ingresos mínimos para sobrevivir.
  • Viviendo en casa de tus padres si todavía eres joven y puedes permitírtelo. Eso sí, reniega del ocio.
  • Recurrir una temporada a los ahorros acumulados gastando lo mínimo. No es recomendable si tienes cargas como hipoteca, hijos..

Es muy duro psicológicamente esforzarte, hacer un buen trabajo y no poder tocar nada de lo que vas generando mientras estás pasando miserias. Si superas este obstáculo parte del camino ya lo tienes avanzado. Vamos a por el segundo paso.

Paso 2 para hacerse millonario con el Trading: subir el volumen exponencialmente

Aprovecho este apartado para contar por primera vez en el blog la historia del mejor trader que he conocido jamás. De él aprendí decenas de comportamientos que llevan al éxito. Un auténtico fuera de serie. A esta máquina de ganar dinero en el mercado vamos a llamarle Luis.

He tenido la suerte de tener trabajar codo con codo Luis: un compañero con un talento increíble. Lo tenía todo: visión del mercado, estadística milimétrica, gestión monetaria exquisita, adaptación a los cambios de volatilidad y, sobre todo, olfato ganador. In auténtico killer.

Rara vez le vi fallar una operación. Y si lo hacía, las pérdidas eran mínimas. Cuando todos ganábamos, él ganaba el doble. Cuando el resto naufragábamos en las pérdidas él se las apañaba para salir con ligeros rasguños.

Por talento y capacidad, Luis hace tiempo que podría estar nadando en una piscina repleta de oro y dándose los mayores lujos de este mundo.

¿Sabes por qué no lo consiguió? Por una simple razón:

Nunca se atrevió a dar el salto aumentando el volumen.

Se acostumbró a ganar una cantidad estable y jugar con cierto número de contratos de futuros y le costaba una barbaridad subir el riesgo. Un día bueno para él podían ser 1.000€ poniendo sobre la mesa 4-5 contratos. Lo conseguía y daba la jornada por terminada. Apagaba las pantallas, se iba al gimnasio o a dar un paseo y regresaba el día siguiente.

Sabía que a ese ritmo tenía un buen bonus asegurado a final de año. Vivía muy bien, mucho mejor que la mayoría de amigos o familiares de su entorno, y con eso le sobraba. Tenía bastante claro su propósito, un objetivo alcanzable y realista y se tiraba de cabeza a por él.

Alguna vez intentó incrementar el volumen pero en cuanto el precio se iba un poco a la contra los nervios afloraban y mal-cerraba las posiciones. No era el mismo trader talentoso, racional y templado. Había encontrado su zona de confort y le costaba una barbaridad salir de ella. Luis no pasará a los libros de historia por haber entrado en la lista Forbes, pero te garantizo que tampoco tiene nada que envidiar puesto que es plenamente feliz con su vida

Lo que le pasaba a Luis le sucede a muchos otros. El trading es una actividad donde los límites los marca tu mente. Cuando la cabeza dice basta es mejor retirarse de la mesa y volver en otro momento más fresco y con las ideas claras.

Volviendo al objetivo del post. La única manera de pagar más impuestos que Amancio Ortega es utilizar las ganancias que no has retirado del bróker para incrementar el profit de las operaciones subiendo el lotaje sucesivamente. Es la archiconocida fórmula del «interés compuesto».

Ganar, guardar y subir. Si tu sistema funciona pero no eres capaz de arriesgar más porque te tiembla la mano con un volumen superior al habitual lo de ser millonario no es lo tuyo.

Ejemplo de curva aplicando el interés compuesto

Verificamos la magia del interés compuesto en el trading. Vamos a echar números con estos supuestos:

  • 100% de aciertos en todas las trades planteadas.
  • Empezamos con 20.000€ y en cada operación sacamos un 30% de rentabilidad.
  • No retiramos beneficios. Los reinvertimos en la siguiente trade
Crecimiento Exponencial Cuenta Trading
Crecimiento exponencial de una cuenta de trading debido al interés compuesto

Empezando con apenas 20.000€ después de 15 trades positivas consecutivas llegamos al objetivo planteado: ¡un millón de euros! Ya estarías presumiendo de haber entrado en el selecto club de los millonarios ;).

Si crees que ya está todo hecho para el carro. Estamos a punto de terminar, sólo queda seguir una última directriz. Para muchos es la tarea más difícil de cumplir. Me refiero a esos a los que, cuando preguntas: ¿cuánto dinero necesitarías para ser financieramente independiente? Siempre van a responderte: «El doble del que tengo ahora«.

Paso 3 para hacerse millonario con el Trading: saber parar después de una buena racha

Tienes un sistema ganador pero eres lo suficientemente fuerte como para no retirar ni un euro de lo que vas ganando. Además, te atreves a subir el volumen arriesgando las ganancias acumuladas para pegarte la vida del propio Mayweather. Las bases ya están sentadas para pegar el pelotazo en cualquier momento.

El último paso para subir al Olimpo de los traders te lo voy a explicar contándote de nuevo una historia.

Cuando estuve trabajando para un conocido bróker internacional pude apreciar de primera mano las auténticas barbaridades que hacían los clientes. No te voy a engañar: la mayoría de cuentas quebraban en días o semanas desde el inicio. Se esfumaban en un suspiro.

De vez en cuando saltaba la banca alguno que se escapaba del promedio. Llegué a ver cómo una cuenta que empezó con 30.000€ se acercó al millón de euros y cómo otra con apenas 10.000€ alcanzó un equity superior a los 200.000€.

¿Cómo lo hicieron? Acertando todas y cada una de las operaciones, sin fallar ninguna. Reinvertían los beneficios y subían el volumen, apostándolo siempre al «todo o nada».

Con los antecedentes de estos traders puedes imaginar el desenlace. En su favor te diré que ninguno de ellos lamentó pérdidas. Eso sí, las ganancias fueron escuálidas en comparación con lo mucho que habían engordado sus cuentas.

Cometieron un grave error. No supieron retirarse de la mesa y decir BASTA. La avaricia les cegó de tal manera que devolvieron prácticamente todo lo conseguido.

Da igual que hubieran ganado el doble o el triple, el resultado final hubiera sido similar. Querer siempre más y más aunque hayas multiplicado por 100 la inversión inicial y no conformarte nunca con lleva irremediablemente al fracaso.

Cuando el viento sopla a favor nos creemos invencibles, sin reparar en que hasta el sistema de trading más sólido acaba pasando una mala racha. Pueden pasar días, semanas, meses o incluso años sin sentir , pero tarde o temprano te garantizo que sucederá.

El caso del LTCM: la quiebra de un fondo por no parar a tiempo

Esto no sólo le ha pasado a cuatro novatillos que acababan de empezar y no supieron digerir las ganancias. Me viene a la cabeza la curva de beneficios del Long-Term-Capital Management, el hedge fund creado por varios Premios Nobel.

Era un fondo apalancado con sistemas automáticos. En los primeros años multiplicaban la rentabilidad de la bolsa y el tesoro americano, haciendo las delicias de sus inversores. Se las prometían felices hasta que llegó un DrawDown que arrasó con sus estrategias algorítimas.


Track Record del Long-Term-Capital-Management frente al Dow Jones y al tesoro americano

Si las mentes más maravillosas del mundo han sucumbido al poder del mercado impulsados por la codicia ¿Crees que tú serás capaz de resistir?

La única manera de ser rico a través de la bolsa es marcar un objetivo, por muy alejado que sea. El día que lo alcances recoge los bártulos, disfruta de lo ganado y dedícate a otra cosa. Habrás vencido a todas las estadísticas negativas en tu contra en una ocasión. No tientes a la suerte, puede que nunca más vuelva a suceder.

La dificultad de convertirte en millonario con el Trading

Al principio del post lanzaba la pregunta: ¿Es posible hacerte millonario con el trading? Me reafirmo en la respuesta: un rotundo SÍ.

Reconozco que estaría haciendo trampa si no lo acompaño de una segunda pregunta: ¿Cuánto es de fácil o difícil  convertirse en millonario con el trading? La realidad es cruda: prácticamente imposible.

Si esperas unas palabras finales de ánimo y aliento para enviarte de cabeza a este reto no las vas a encontrar. Puedes dejarte años, miles de euros por el camino e incluso salud o deterioro familiar persiguiendo una utopía.

He conocido millonarios, pero ninguno gracias al trading. De hecho, he visto bastantes más desastres casuados por la bolsa que alegrías.

Recuerda el supuesto anterior en el teníamos final feliz subiendo la cuenta hasta un millón de euros. ¿Cuál es la trampa? Está planteado con un 100% de aciertos. Lo que no te he mostrado es la cara B: en cada operación arriesgas todo lo ganado anteriormente. ¿Qué ocurre si llevas 150.000€ acumulados y de un plumazo te vuelas 90.000? ¿Te gustaría perder un coche de alta gama con extras o la entrada a una buena casa sólo por perseguir un sueño avaricioso?

Imagínate sólo por un momento en este escenario, la cara de tonto que se te puede quedar por haber tensado la cuerda demasiado y haberla roto por tu lado. No es un estilo con el que me sienta cómodo. Puede que a ti no te duele perder esa cantidad de dinero, pero a mí me costaría bastante dormir sabiendo que he perdido el sueldo de varios años en una sola operación.

Tengo bastante claro lo que quiero conseguir con el trading y, sobre todo, lo que puedo sacar del mercado siendo realista. Estos son los tres motivos que me echan para atrás cuando me vienen sueños megalomaníacos:

  1. Después de un buen trabajo me gusta saborear la recompensa y darme algún antojo, en lugar de seguir tentando a la suerte para después quedarme sin nada.
  2. Mis nervios no son de acero. Emocionalmente subir o bajar el volumen con brusquedad me afecta. Prefiero una estabilidad en la curva de beneficios, controlando también las pérdidas.
  3. Me gusta el trading y seguir mejorando en mi operativa para conseguir una fuente de ingresos adicional. No tomármelo como un capricho y desecharlo como un juguete roto a las primeras de cambio.

Esta filosofía es la que enseño en mi Curso de Trading, junto con el sistema de reversión a la media que utilizan en las compañías de Prop más grandes del mundo.

No buscamos pelotazos ni salir a hombros por la puerta grande, pero tampoco acabar en la enfermería.

Damos el valor que se merece a tener el dinero fresco en el bolsillo con retiradas periódicas.

El «Joga Bonito» que lo practique otro. Nosotros amarramos a lo Clemente. Nos interesa ser regulares y ganar la liga, en lugar de dar espectáculo en un partido goleando en casa 6-0 y cuando jugamos fuera en campo hostil que el equipo se arrugue sin dar la talla, quedando séptimos a final de temporada y no entrar ni en puestos europeos.

No es sólo una forma de ver el trading, sino que es más bien una manera de entender la vida. Te lo cuento todo en mi Curso Avanzado de Trading Semi-Automático.

¡Un saludo y muy buen trading!

Enrique Mazón

Cara Enrique Mazón

¿Te ha gustado el artículo?

Empieza ya el Curso Gratuito de Análisis Técnico y Chartismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *