Emprendedor Trader

Eoy en día, en pleno siglo XXI cualquiera puede abrir una cuenta de Trading en apenas unos minutos.

El proceso es muy sencillo y similar en la mayoría de casos: ves un anuncio en Facebook mostrándote lo fácil que es ganar dinero en los mercados «desde tu casa o desde la playa», rellenas un formulario express y a los pocos minutos / horas tienes un amable señor llamándote día y noche al teléfono para que te abras la cuenta YA.

Si pasas por el aro, con un par de clicks ya estás en la pasarela de pago ingresando tus primeros 3.000€ en la cuenta.

Ya eres Trader: Qué emocionante, ¿Verdad?

Reconozco que es una industria que trabaja bastante bien: te hacen creer en cuestión de segundos que puedes dejar tu trabajo y cambiar de vida sin esfuerzo.

Imagínate por unos segundos que en un banner de Internet leyeras: ¡dile adiós a tu jefe y vete al casino todos los días, te garantizo que podrás duplicar tu sueldo actual desde la playa en tres semanas!

Estoy seguro que no te lo creerías, sino que más bien estarías pensando: «a ver quién le cuelan esta»

Pero claro, ser «Trader» es cool. No estás yendo al casino a apostar mientras la señora de al lado te mira con cara de «pobrecito desgraciado», sino que desde tu casa estás «invirtiendo en los mercados financieros»

Mucho cuidado, se habla muy poco de la ludopatía que genera el Trading, pero es un problema que afecta a cada vez más personas, y el cual trataré más a fondo en otro post.

Todos hemos caído en los mismos errores y no te estoy diciendo que no lo intentes, ni mucho menos. Lo que te digo es que debes desconfiar de cantos de sirena, y tener bien claro qué requisitos indispensables necesitas para alcanzar lo que más deseas: vivir del Trading.

En mi academia de Trading voy a enseñarte a obtener ganancias de manera sostenible en el mundo de los activos financieros.

Necesitarás, por tanto, dos premisas: tu interés por aprender y los conocimientos que te voy a facilitar.

Un curso de trading será una primera oportunidad que tengas de recibir las enseñanzas oportunas. Pero el buen trader solo se acabará formando mediante la experiencia, por lo que es vital una sala de trading como la que ofrezco: entenderás el día a día y la rutina de un Trader profesional.

A continuación repaso contigo los tres requisitos que tienes que controlar para no acabar en el cementerio de Traders tras haber sucumbido al trading en directo. Sigue leyendo.

Si quieres saber cómo ganar dinero con esta práctica, te conviene aunar tres virtudes infalibles: el conocimiento de un sistema de Trading con esperanza matemática positiva, su gestión monetaria y el control emocional.

En las siguientes líneas hago un recorrido por estos factores imprescindibles. Te invito a que me acompañes.

Pr la estrategia

El sistema de Trading es el conjunto de reglas pre-establecidas que te indicarán cómo conseguir beneficios cuando te enfrentes al mercado de activos financieros.

Un análisis bursátil previo, que vaticina cómo evolucionarán las cotizaciones, te ayudará a decidir cuándo se dan las circunstancias óptimas para entrar en el mercado, lo que se conoce técnicamente como setup.

Tan importante es saber entrar como saber salir. Te aseguro que en muchas ocasiones es más complicado decidir un buen punto de salida que la entrada.

Según tus características como Trader, y los mercados en los que vayas a operar (Forex, Índices o Materias Primas), así como tus conocimientos sobre ellos y disponibilidad para operar, deberás basar tu sistema por una clase específica de análisis.

Entre los te aconsejo destacan los siguientes. Presta atención:

– Sistema basado en Análisis Técnico: se basa en la detección de patrones identificables mediante el estudio del gráfico. Es clave el uso de osciladores, medias móviles, figuras chartistas, etc.

– Sistema basado en Análisis Fundamental: emplea modelos de inversión en valor. El de Warren Buffett es uno de ellos. No obstante, ten en cuenta que no se ajusta bien al análisis del mercado Forex, ya que no resulta viable el cálculo del valor intrínseco de las divisas.

– Sistema basado en Análisis Macroeconómico: fundamentado en las políticas monetarias de los distintos países o regiones con misma moneda, como la Unión Europea.

– Sistema basado en Análisis Cuantitativo: se basa en el estudio histórico de datos en base estadística para tomar decisiones de Trading.

Todos los análisis cuentan con un componente sistemático que te permite ser metódico. La programación que realizarás te facilita prever coyunturas favorables y perjudiciales, las cuales vamos a poder corregir mediante modificaciones operativas cuyos efectos ya han sido valorados con antelación.

Mi Estrategia de Trading: una mezcla entre Análisis Cuántitativo y Análisis Técnico

  • Calculo el punto de entrada mediante un análisis estadístico (promedio de desviación alcista y bajista de las últimas 22 sesiones), apoyándome en el Análisis Técnico (puntos de soporte y resistencia).

Imagínate que la desviación bajista diaria media del Dax es de 100 puntos. Pues bien, si el precio ayer cerró en 12.100 puntos y retrocede hasta los 12.000 puntos (100 puntos de caída intradiarios) y además se encuentra en una zona de soporte, no dudo en absoluto para comprar buscando un retroceso.

  • Exactamente igual para la salida: después de calcular la desviación media tanto alcista como bajista, calculo los retrocesos más probables. Además, echando un vistazo al gráfico confirmo en mayor o menor medida la zona de Profit

Es lo que a mí me funciona y la forma de trabajar que he aprendido de traders mejores durante años.

Si a ti te funciona un análisis Macro entrando 4 veces cada década o eres un inversor de largo plazo que analiza las compañias mediante Value, también me parece perfecto, puesto que ganas dinero con ello.

Yo estoy aquí para transmitir mi mensaje enseñando lo que, tras haber probado decenas de sistemas y métodos, me sirve para obtener el sueldo a final de mes.

La gestión monetaria: sin dominarla no sobrevivirás

De la misma manera que el análisis de la bolsa te permite saber cuándo tienes que entrar y salir del mercado, la gestión monetaria consiste en calcular la rentabilidad y riesgo de cada operación.

Ya no me refiero a los análisis acerca de cuándo vamos a fallar y cómo corregir los fallos, sino a la necesidad de por qué cantidad vas a entrar a mercado en cada trade.

En este sentido, tienes que establecer qué porcentaje de tu capital arriesgarás en las operaciones. De este modo evitarás la quiebra y, además, conseguirás beneficios de una manera sostenible. Por ejemplo, cuando entres en el mercado, tienes que llevar siempre la misma cantidad de lotes.

Provocaría tu ruina que entraras en una ocasión con cinco y a la siguiente con veinte, ese tipo de operativa tiene los días contados.

Si quieres cerrar posiciones con pérdidas, tendrás que hacer uso de las órdenes stop loss. Por otro lado, cuando desees cerrar operaciones que te reporten ganancias, habrás de emplear las órdenes conocidas como take profit.

Aquí podríamos entrar un un largo debate sobre el clásico «no puedes perder más de un 1% de tu capital en cada operación». Personalmente, no estoy de acuerdo con esa afirmación, puesto que tu stop loss tiene que ir acorde con la esperanza matemática de tu sistema y con el Profit que exiges a tus trades positivos.

En mi caso, claro que hay trades en los que pierdo más del 1% del capital, pero lo compenso sobradamente ganando un 80% de las ocasiones (aproximadamente), con operaciones positivas de entre un 0.7-1% del principal

Con mi cuenta de 20.000€, si he ganado 4 veces 200€ (1% del capital) y he perdido en una ocasión 600€ (3% del capital), el resultado neto es de +200€. A pesar de haber perdido más de un 1% sigo en positivo, y eso es lo que verdaderamente importa, terminar con el bolsillo lleno.

Eso sí,  es fundamental conocer siempre cuál puede ser tu peor escenario de operativa global, lo que técnicamente denominamos draw down. Esta será la medida a la que reduciremos el tamaño de la cuenta: la de la pérdida máxima.

Te recomiendo que nunca superes una pérdida máxima que previamente te hayas establecido: lo que se conoce en el mundo del Propietary Trading como «Hard Stop»

La importancia de la psicología.

Por último, la psicología, entendida en estos casos como el control de las emociones, es de gran valor para encarar esta práctica en condiciones óptimas. Si bien el conocimiento y la experiencia son los requisitos básicos de todo trader, el autocontrol también va a resultar imprescindible para dar llegar a buen puerto.

Ten en cuenta que todas las sensaciones que van a afectarte en tu vida normal son susceptibles de aparecer en las trades que realices. No se trata de ser frío como el hielo, sino de aprender a ponerlas bajo control. Más allá de que la predisposición general siempre ha de ser tendente al optimismo, no has de resultar incontinente ni con las pérdidas ni con las ganancias.

No es bueno, por ejemplo, tradear sientiéndote frustrado, has tenido una mala noticia personal, o tienes, por lo que sea, un mal día. Seguramente termines en rojo la sesión, y podrías haberlo evitado.

Es fundamental que sepas retirar tu dinero cuando tu trayectoria es positiva. Debes saber cuándo parar en un mal día o incluso en uno bueno, ya que vas a cerrarlo con ganancias.

Si eres un trader intradía te doy un consejo: ten un máximo de cuatro operaciones al día, que es justamente lo que yo hago.

El mercado es un entorno netamente hostil, en el cual los profesionales están luchando constantemente por llevarse nuestro dinero, haciéndonos todo tipo de engaños y jugarretas. Cuanto menos tiempo pases delante de las pantallas, menos probabilidades tendrás de equivocarte, más cerca estarás de tu objetivo final.

Los errores que cometerás son parte del aprendizaje y debe ser tolerado y puesto en valor como un riesgo. De nada te servirá que hagas cambios bruscos en tu modo de operar después de haber fallado un par de Trades.

No seas una veleta que gira según sopla el viento: sé perseverante y siempre haz lo mismo, siempre y cuando tengas comprobado que funciona.

El exceso de confianza, por su parte, puede ser tan perjudicial como el miedo a perder. No debes obsesionarte con los resultados, entre otras razones porque siempre existirá algún factor que se te escape de las manos y que no puedas controlar. Debes de centrarte en hacer las cosas bien, operar tu sistema, el cual previamente has demostrado que tiene una esperanza matemática positiva, y olvidarte de todo lo demás.

Finalmente, te aconsejo que tradees sin estar presionado por asuntos ajenos, ya que eso mermaría tu capacidad de análisis. Si te ha ocurrido alguna desgracia personal y estás afectado emocionalmente, te aconsejo que ese día desconectes del mercado, puedes hacer auténticas barbaridades y perder el control, terminando desquiciado.

En definitiva, el trading es una actividad que puede ser muy rentable, pero debes encararla con garantías analíticas, gestión monetaria e inteligencia emocional.

Si ya eres consistente, con este artículo lo que he conseguido es reafirmarte en tus creencias positivas, estoy seguro de que, a grandes rasgos, tu forma de operar no se diferencia en mucho de la mía.

Los traders de éxito seguimos los mismos patrones: los que funcionan

Si, por el contrario, acabas de empezar o, a pesar de llevar varios años en el mundo del Trading no acabas de encontrar la fórmula del éxito, te animo a que vayamos de la mano y que entiendas cómo opera un Trader profesional día tras día.

El camino que nos espera juntos es apasionante: no te arrepentirás 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *