trampa gap

No sé si por falta de tiempo disponible o porque no he encontrado nada que me llamase la atención, pero hace ya más de un año que no leo un nuevo libro de Trading.

Últimamente he optado por lectura de otras temáticas, como novelas históricas o thrillers. Intuyo que inconscientemente busco desconectar después de comer tanta pantalla. No se tú, pero después de estar unas 12 horas pendiente del mercado el cuerpo pide cambiar a actividades como deporte, tareas domésticas o simplemente dar un paseo con mi pareja.

Cuando empecé en el mundillo sí que tenía más hambre de conocimiento bursátil. Aproveché para devorar todo lo que llegaba a mis manos. En los dos años iniciales leí 8 libros relativos al trading: un extenso manual de Análisis Técnico, dos de Psicología del trading, el método Precio y Volumen, trading de largo plazo, dos guías para novatos con pinceladas sobre estrategias y uno centrado en la compra-venta de viviendas. Todos best-sellers de autores reconocidos en el sector.

Fui probando varias de las estrategias que deberían funcionar y empezar a darme beneficios, pero la realidad era bastante distinta de lo que había imaginado. Algunos consejos servían y se ganaba mucho dinero por un tiempo, pero luego el mercado te arrebataba en apenas unos minutos el trabajo de varios días.

Me sentía frustrado. No entendía por qué encontraba herramientas que sí, podían valer para una temporada, pero que tras probarlas en serio terminaban haciendo aguas.

Por entonces tampoco conocía a muchos traders que estuviesen en mi situación hasta que un día coincidí por casualidad con Ernesto. En ese momento no lo sabía, pero estaba destinado a convertirse en uno de mis mejores amigos.

Siempre he aprendido grandes lecciones de él, pero la de aquel lunes en una cafetería del centro de Madrid mientras compartíamos uno de los mejores pinchos de tortilla de la capital la recordaré de por vida.

Después de contarle mis penas en bolsa me dijo una frase que se me quedó grabada:

«Kike, por los 15€ que te vale uno de esos libros no pretendas convertirte en el rey midas, ganar con el trading te va a llevar mucho más trabajo»

Tenía toda la razón del mundo.

En bolsa la fórmula mágica no existe

Me di cuenta que la mayoría de libros de trading cuentan medias verdades. Te hablan de un patrón que funciona en tendencia pero en rango lateral falla más que una escopeta de feria. O el indicador mágico que bate al mercado en alta volatilidad pero cuando el precio está en un periodo tranquilo no acierta una.

No te van a regalar el santo grial a coste de risa, pero tampoco tienes que dejar de lado el conocimiento que otros autores puedan aportarte, por poco que sea.

Tómatelo como un puzzle de muchas piezas: uniendo los distintos conceptos, estrategias o visiones de mercado empiezas a tener una visión global y te haces una idea de los pasos a seguir para ser ganador.

Si encuentras en tres libros diferentes un apunte interesante sobre gestión monetaria guárdalo y quédate con él, no lo desprecies. Si cuatro traders reconocidos hablan de la importancia del volumen al final de la tendencia, acuérdate de ello y vigila la negociación cuando el mercado está en el final del ciclo.

El caso es que por aquel entonces hubo una estrategia que me llamó la atención por encima de las demás, así que me lancé a probarla durante varios meses. Ya te anticipo que mi saldo neto final fue negativo.

El autor solía salir en la televisión hablando de bolsa y era bastante reconocido como ejemplo de emprendedor hecho a sí mismo, por lo que era fácil asumir que sus recomendaciones deberían funcionar.

Luego resulta que ese señor gestionó una Sicav y le echaron en poco más de un año porque iba camino de quebrarla. Entonces me empezaron a cuadrar algunas cosas..

La estrategia estaba relacionada con los GAPs, así que para entenderla por completo empezamos por el principio:

¿Qué es un GAP? Te lo cuento con el ejemplo de la lonja

Un GAP (brecha en inglés) es un salto en las cotizaciones debido a la falta de liquidez temporal causado por un fuerte desequilibrio entre oferta y demanda.

Para verlo más claro te pongo un caso real: la negociación diaria de precios en la lonja.

El funcionamiento de la lonja es muy curioso. Por si no lo sabías, es el lugar donde los pescadores comercializan el producto a primera hora del día, clasificándolo en cajas por especie y tamaño.

Tras descargarlo lo llevan a una cinta mecánica donde el producto empieza a «desfilar» para que los compradores, que están sentados en unas gradas alrededor de la pasarela, puedan verlo de cerca.

Comienza entonces la subasta en un precio de partida alto que se muestra en pantalla. Dese ahí va cayendo hasta que un comprador interesado lo para con un mando a distancia. Hace ya muchos años que el proceso se hace electrónicamente, pero de antes las compras se hacían a voz en grito, como en las películas.

En la siguiente tabla te lo muestro: salen a subasta 200 kgs de bonito, con un precio de salida en 8,0 €/kg bajando en intervalos de 50 céntimos.

A 8€ y a 7,5 €/kg nadie quiere comprarlo, aparece el primer comprador que se lleva un lote de 100 kgs a 7€ y dos compradores que se llevan 50 kgs cada uno a 6,0 y 5,5 €/kg respectivamente.

La subasta de los 200 kg termina y los compradores que esperaban comprar más barato, quizás a 5 o 4€, se quedan sin producto.

¿Dónde se producen los GAPs en este proceso de subasta de pescado? Muy sencillo: en los niveles no negociados. En el ejemplo tenemos dos, el primero en 7,5€ y el segundo en 6,5€. Si graficaras la subasta encontrarías estos dos «huecos» bajistas en la evolución del precio.

Los GAPs en el trading y la importancia de la liquidez

Como ves todo este mercadeo en la lonja no es muy distinto al funcionamiento de la bolsa. Un activo que cotiza en un mercado organizado cambiando de manos a un precio pactado entre dos partes.

En acciones, índices, materias primas.. sucede exactamente lo mismo. Cuando el precio no encuentra contrapartida a una cota sigue el movimiento hasta que se «frena» casando una operación.

El gráfico de arriba es el típico GAP común Overnight /OverWeekend. La mayor parte de huecos suceden por la noche con el mercado ya cerrado, aunque también los encontrarás intradía, sobre todo después de la publicación de los datos económicos más importantes del mes.

Los activos que cotizan 24 horas como los futuros de índices o las divisas apenas presentan saltos de lunes a viernes porque la cotización es continua, no paran en todo el día.

En el otro extremo tenemos al Ibex35 que cierra a las 17:30 hora española y hasta las 09:00 del día siguiente no abre. Este largo parón provoca muchos GAPS ya que mientras el índice ibérico»duerme» el resto de bolsas mundiales continúan fluctuando.

Uno de los factores clave en estos saltos es la liquidez. Cuanto mayor sea la liquidez menos GAPS habrá en la evolución del precio. Los activos poco líquidos presentan huecos con bastante frecuencia por la ausencia de negociación.

En este otro post te hablo de la liquidez, esa gran desconocida del mercado. También te desvelo trucos para que no pagues hasta 15 veces más por entrar a mercado en activos ilíquidos.

Si te pilla un GAP de por medio no esperes que te respeten el Stop

Una de las bofetadas de realidad que el mercado te da es el primer Stop que te comes por culpa de un GAP no previsto. En todos los manuales de Trading te hablan del Stop-Loss, de tener todas las posiciones protegidas, el 2% de riesgo máximo por operación.. pero en muy pocos te dicen que el Stop no vale de nada si aparece un salto que arrasa con tu operación.

Si tú compras un futuro de DAX30 a 10.000 puntos el DAX30 con el Stop Loss en 9.900 tu pérdida máxima serán 100 puntos siempre y cuando el mercado no haya cerrado. Ahora bien, si mantienes el trade abierto cuando el mercado cierra a las 10 PM y por la noche sucede algún evento con repercusión negativa para la economía, las bolsas caerán y tu Stop saltará en el precio de apertura: no tienes ningún control sobre esa posición. Si abre con -400 puntos perderás -400 puntos, ni más ni menos.

Lo más normal es que no ocurra nada o que los GAPs sean mínimos, pero en cualquier momento te puede aparecer un evento extraordinario como en la famosa madrugada del Brexit, cuando los índices europeos amanecieron cayendo casi 1.000 puntos. En el mercado nada es imposible.

Todas las posiciones que mantengas abiertas fuera del horario regular tienen un riesgo de GAP, así que si no estás dispuesto a asumirlo es mejor que sólo hagas trading intradía y no dejes nada abierto antes del cierre.

Aquí te hablo de los tremendos GAPS que vivimos en pleno pánico bursátil por culpa de la crisis del coronavirus, cuando se sucedían día sí día también. Te cuento lo que te puede pasar para que estés prevenido y cómo deberías actuar cuando llega tanta volatilidad.

La estrategia de cerrar el GAP y las tres mentiras que encierra: por qué no deberías hacerla

Volviendo a la estrategia que aprendí de un famoso gurú del Trading, ésta consistía en operar a la contra los GAPs buscando el cierre. Es decir, si el Banco Santander cerró ayer en 5,00€ y hoy abre en 4,50€ con un un hueco bajista de 50 céntimos debes comprar cuanto antes con objetivo 5,00€: el cierre del hueco.

La estrategia se basa en el alto porcentaje de GAPs que terminan cerrándose: según algunos estudios más del 95% cumplen este patrón: tarde o temprano vuelven a su punto de partida y más de la mitad lo hacen en el mismo día.

Esta información tiene doble cara. En primer lugar, cuando el mercado está en rango lateral efectivamente tienden a cubrir el vacío en la cotización, como te muestro en la imagen a continuación.

gap rango lateral

Aparentemente el patrón funciona: vemos 15 GAPS prácticamente consecutivos que se rellenan, por lo que te confías y das por válido lo que te han contado.

Descubrimos entonces la primera píldora envenenada: ¿Es cierto que la mayoría de GAPS se cierran intradía? Evidentemente no. El gráfico de arriba es Diario: cada vela representa un día de cotización. Puedes comprobar cómo alguno tarda varios días, otros semanas e incluso meses, pero ninguno lo hace en la misma sesión.

La segunda mentira disfrazada tiene que ver con lo que aguantarás vivo en el mercado. El Trading no sólo consiste en buscar un punto de entrada y salida, cruzar los dedos y cerrar los ojos varias semanas a ver qué pasa, sino que la supervivencia está basada en la gestión del riesgo. ¿De qué te sirve ir a por un cierre de GAP de 50 puntos si puedes llegar a estar perdiendo más de 2.000 antes de que el mercado se gire? Ya te lo digo yo: no te sirve de nada.

El último engaño tiene que ver con el porcentaje de acierto. Nos dicen que las estadísticas demuestran que cerca del 95% de GAPS se cierran y por eso entramos a ciegas.  Pero ¿qué ocurre con ese 5% residual en el que casi nadie se fija? Lo pasamos por encima sin prestarle atención, así que voy a compartir contigo una verdad incómoda.

Hay GAPS que nunca se cierran.

Como lo oyes. Fíjate en el ejemplo que te muestro a continuación, dos GAPs alcistas marcados con un recuadro amarillo. El gráfico corresponde al índice alemán DAX30 en el año 2003.

Préstale mucha atención porque estas imágenes no te las mostrarán en conferencias gratuitas sobre lo rápido que se cierran los GAPs y lo bien que funciona la estrategia en el largo plazo.

Podría ser el típico hueco que engorda las estadísticas del éxito, rellenándose en apenas unas jornadas como los que acabas de ver.

Pero no es el caso. Estos dos saltos, que además sólo tienen un par de meses de diferencia entre ambos, todavía no se han cerrado. Llevan la friolera de 17 años abiertos y no parece que en los próximos meses esto vaya a cambiar.

Quitándole zoom para verlo con la suficiente perspectiva se aprecia mejor la irresponsabilidad de entrar a mercado con la esperanza como único sustento.

gaps dax30 años

El primer hueco se genera en los 2.500 puntos y el segundo en los 2.800. A día de hoy el DAX30 está cotizando cerca de los 11.000 puntos, debería caer nada más ni nada menos que un -80% para llegar a cerrarse.

No sé si la bolsa alemana visitará de nuevo a esos niveles porque no tengo la bola de cristal para ver el futuro, pero la probabilidad de que suceda es mínima, muy cerca de cero.  

¿Cómo se ejecuta la estrategia de cierre del GAP en este caso? ¿Deberías mantener abierta tu posición bajista desde el año 2003? No se tú, pero yo por entonces tenía 13 años. Ha llovido demasiado desde entonces..

Conclusiones

Los saltos que el precio deja en las cotizaciones son un arma de doble filo. Si bien en rango lateral se les puede sacar bastante partido, cuando el precio coge tendencia pueden ser tu perdición. Ir en contra de la fuerza dominante del mercado suele tener consecuencias catastróficas.

Se puede ganar haciendo trading de GAPs pero antes tienes que pensar como los grandes. Si no miras el mercado enfocándolo desde el punto de vista adecuado estarás perdido contra los tiburones. Por eso mismo en el Curso de Trading Profesional veremos, entre otras cosas:

  • Cuándo utilizar los GAPs como puntos de entrada a mercado.
  • Los momentos clave para maximizar la probabilidad de beneficio operando con un GAP.
  • Cómo evitar las barridas de Stops indeseadas por culpa de los huecos.
  • La gestión monetaria que debes seguir al utilizar los GAPs en un sistema de trading ganador.
  • Cuándo el GAP se convierte en zona de soporte y zona de resistencia.

¡Apúntate ya para dar el salto de calidad que necesitas en tu trading y pasarte al lado ganador de la bolsa!

En el Curso de Trading gratuito tienes un apartado dedicado exclusivamente a los Gaps con los patrones de cambio o continuación de tendencia que dejan en el mercado. Para apuntarte sólo tienes que rellenar el formulario de inscripción que encontrarás al final del post.

¡Un saludo y feliz trading!

Enrique Mazón

Suscríbete

Nivel de conocimientos en Trading
Intereses

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *