Aunque tengo bastante definido lo que quiero conseguir con el Trading, qué objetivos realistas puedo alcanzar y cómo llegar a ellos, de vez en cuando me gusta seguir probando alguna herramienta, técnica o plataforma nueva que aparece en el mundillo.

No soy de los que se cierra en banda y cree que lo sabe todo, pero tampoco de los que se lanza a la piscina de cabeza sin primero mirar dónde está el fondo. No saco más del zurrón más dinero del que entra, cuidando mis principales fuentes de ingresos al máximo.

Es difícil regalarme los oídos: por suerte he tratado con cientos de comerciales y ya me conozco muchas de sus técnicas, así que en cuanto algo no me cuadra y sé que no tiene futuro ni me va a beneficiar doy el portazo sin más rodeos. En contadas ocasiones doy la oportunidad a algún producto nuevo. Tiene que llamarme bastante la atención para comenzar a probarlo, como me sucedió hace más o menos año y medio.

En la primavera de 2019 (marzo y abril), se pusieron de moda las cuentas financiadas. Muchos formadores las recomendaban, se hablaba maravillas de ellas y se abrían paso en el mundo del trading a pasos agigantados.

Era el no-va-más del momento. Parecía que habían llegado para quedarse así que decidí explorar este nuevo camino a fondo, sin dejarme ni una gota en el tintero. ¿Sería capaz de triunfar con un tipo de operativa novedosa pero manteniendo las bases de mi sistema de trading? Sigue leyendo si quieres descubrirlo.

¿Qué es eso de ser financiado por una empresa de Trading?

Al hablar de cuenta financiada lo primero que te puede venir a la cabeza es que se trata de pedir un dinero prestado para meterlo en el broker y operar en bolsa, devolviéndolo pasado un tiempo sumándole el tipo de interés. El típico préstamo personal, solo que dedicado exclusivamente para tu trading.

Ahí es donde viene la trampa: te hacen creer que te van a dar un dinero con el que operar libremente cuando no es así. Es más fácil morder el anzuelo y caer en la curiosidad si tu deseo está a la vuelta de la esquina. Lo que ocurre es que muy pocos leen la letra pequeña y entonces llegan los disgustos.

Pero no quiero anticiparme, prefiero seguir los hechos por orden cronológico.

El primer paso es entender por qué surgen estas empresas. ¿Qué ofrecen? ¿A qué público se dirigen? ¿Qué valor añadido aportan? Me parece fundamental responder estas tres preguntas para ponernos en situación, así que vamos con ello:

1. ¿Qué ofrecen las empresas que financian traders?

La naturaleza de estas compañías es similar a la función que ejerce cualquier banco o casa de préstamos: te apalancas buscando multiplicar tus resultados. La contrapartida es una suscripción mensual que oscila entre los 100 y los 400€.

Ahora bien, no te van a regalar ese exceso de riesgo así como así.

Te exigen unas garantías previas, como las que pide un prestamista al estudiar la viabilidad de un crédito. La mayoría de nosotros cuando fuimos a comprar una casa no teníamos el suficiente dinero para pagarla a toca teja, sino que necesitábamos un préstamo hipotecario a largo plazo para costearnos la vivienda.

El banco siempre te va a poner unos requisitos antes de concederte la hipoteca: que demuestres unos ingresos recurrentes, que tengas la señal pagada o incluso que cuentes con un avalista para que el riesgo de la operación sea menor.

En el caso de las financiadoras de traders el requisito indispensable es pasar un proceso de evaluación en simulado. Debes demostrar que eres rentable durante 3 semanas y una vez lo consigues el premio es dar el salto a real.

2. ¿Quién es el público objetivo de las «funding traders companys»?

Una de las grandes falacias del trading viene con el sesgo del capital necesario para ser rentable. Suele ser algo así:

«No puedo ganar en bolsa porque no tengo el suficiente dinero».

Lo he escuchado decenas de veces. El eterno lamento alegando que con una cuenta pequeña es imposible ganarle al mercado compitiendo en desigualdad de condiciones con los big players.

Esta afirmación no se sostiene por ningún lado, ya que hoy en día es más fácil que nunca ahorrar y capitalizarse mínimamente para hacer Trading. Lo que no puedes pretender es igualarte en resultado bruto, la comparación debe estar en el porcentaje de rentabilidad.

Que un 10% de ganancia sobre un millón de euros son 100.000€, mientras que tú con 5.000 apenas sumarías 500 estamos de acuerdo. Pero no puedes aspirar a ganar 6 cifras con una cuenta de principiante. ¿O acaso podrías permitirte un palme de 200.000€ en una mala racha del -20%?

En el Trading no se trata de cuánto ganas, sino de qué rentabilidad obtienes de tu capital. Que sean 100 o 10.000€ es lo de menos al principio, lo importante es lograr consistencia en los beneficios, ganarte la confianza de futuros inversores y así optar a trabajar como los profesionales.

El caso es que hay muchos traders que se creen que la clave para dar el salto en sus resultados sería sumar varios miles de euros más a su cuenta. Desde aquí ya te digo que solo es una excusa más para no hace frente al problema de fondo: no tienen un sistema con esperanza matemática positiva ni dominan la gestión del riesgo.

El camino para ser ganador no está en quemar miles y miles de euros (¿cuál es el límite?), sino tener una estrategia, administrar tu dinero optimizando el capital y ser disciplinado con el plan establecido.

Precisamente las compañías financiadoras de traders apuntan en esa dirección: su público objetivo son aquellos que no pueden costearse una cuenta 50, 100 o 150.000€ y que creen que con ella serían ganadores.

¿Lo conseguirán? Seguimos investigando.

3. ¿Qué valor añadido aportan al mercado de las inversiones y el trading?

Como cualquier organización que sobrevive al mercado existe un producto bien diferenciado, que sea valioso para un público objetivo y que aporte valor a ambas partes: cliente y empresa. Hemos comentado los dos primeros puntos, así que vamos con el tercereo.

El concepto del negocio ya sabes cuál es: el especulador debe demostrar en simulado que bate al mercado para acceder a la cuenta real, creando así la idea de alcanzar una meta después de superar una prueba de obstáculos.

Sobre el papel la empresa se convierte en una especie de Caza-Talentos de traders: selecciona operadores con talento para después darles capital y repartirse sus ganancias. Es un win-win para ambas partes: el profesional de éxito se lleva un buen pedazo operando con un capital que no le pertenece mientras que el financiador obtiene la recompensa de su arriesgada apuesta generando ingresos pasivos con los traders trabajando para él.

Si has investigado un poco por tu cuenta te habrás dado cuenta de que prácticamente todas siguen el mismo patrón al ofertar el porcentaje de beneficios a repartir: o un 50% o un 80%. Por lo general la opción del 80% es solo un poco más cara que la del 50%, pero el posible beneficio futuro es mucho mayor.

¿Casualidad? Más bien estrategia de márketing pensada al milímetro. Te hacen ver que por un poco más de esfuerzo monetario tendrás en tu mano un trozo del pastel más grande y así el dolor de pagar se reduce exponencialmente. De hecho, piensas que estás incluso haciendo un buen trato.

Dejando de lado la política comercial, el valor añadido que aportan está enfocado en servir de palanca a los buenos traders y hacerles de intermediarios. Les dan la opción de demostrarse a sí mismos que pueden ganar dinero en el mercado y, a su vez, premiarles en un porcentaje justo una vez lo consigan.

Te cuento más sobre el proceso para convertirte en Funded Trader desde que empiezas el proceso con el primer pago

Lo que te voy a contar ahora, como siempre digo, no es nada más que mi verdad. Sé de lo que hablo porque lo he probado, estuve varios meses trabajando con distintas compañías del sector buscando los pros y los contras así que mi opinión está bastante fundamentada.

Tampoco te voy a engañar: mi intención inicial era ganarle dinero y tomármelo como un ingreso extra para seguir diversificando mi operativa. No lo conseguí, fracasé en el intento. Retiré dinero en un par de ocasiones pero el saldo final seguía negativo hasta que a los 6 meses aproximadamente lo di por imposible.

¿Puede que a ti te vaya mejor que a mi? Por supuesto, no te voy a quitar las ganas de intentarlo. Solamente quiero avisarte: es mucho más difícil de lo que parece en principio y puedes evitar varios errores para no pagar a lo tonto.

Lo primero que te encuentras en la web es un panel con distintas opciones, eligiendo el futuro tamaño de cuenta. Es importante recalcar el concepto de la suscripción: pagas por entrar en un proceso de evaluación, no por trabajar con la cuenta financiada directamente. Necesitas superarla para cambiar de fase.

La evaluación es muy similar entre los distintos proveedores. Todos piden prácticamente los mismos requisitos para aprobarla: alcanzar un objetivo monetario, no llegar al Stop, cerrar las posiciones antes de las 23:00 y poco más.

Uno de los pocos aspectos que cambia es el formato de la evaluación. Algunos la dividen en dos ciclos y en otras con hacerlo solamente una vez ya lo dan por válido. Mi recomendación es evitar duplicidades: si optas por superar dos veces la misma evaluación estarás el doble de tiempo pagando innecesariamente cuando ya podías estar con tu deseada cuenta libre de cargas.

Al suscribirte te envían unas credenciales para empezar a operar, junto con las normas que debes seguir para aprobar la evaluación.

Estas reglas son bastante sencillas: no puedes dejar posiciones Overnight, no puedes operar con más contratos de los que tu opción permite (Básico, Intermedio Avanzado..) y no puedes llegar al Stop Loss máximo fijado. Si rompes alguna norma tu evaluación deja de ser válida en ese mismo instante. Puedes seguir operando en simulado hasta que se termine tu mes de suscripción pero ya quedas descartado automáticamente para ser funded trader.

¿Significa esto que cuando cometes un error no puedes reengacharte o volver a empezar de cero la evaluación? Efectivamente, a no ser que pagues de nuevo por un Reset, que suele costar unos $100. Da igual lo leve que sea el fallo que hayas cometido, si lo hiciste ya no hay vuelta atrás. El camino continúa sólo si vuelves a pasar por caja.

La plataforma de trading principal es R-Trader. Apenas es conocida y al principio es difícil cogerle el truco, pero en cuanto la uses un poco y profundices te darás cuenta que es un buen programa para trabajar.

Tienes también la opción de NinjaTrader, una de las plataformas más conocidas y muy fácil de usar. Eso sí, no te recomiendo que la utilices en exclusiva, sino que también deberías tener como back-up R-Trader.

El problema de trabajar sólo con NinjaTrader es que, al estar trabajando en simulado, no registra bien las trades. Con un corte de luz o internet se te puede quedar abierta una operación que haya alcanzado el TP o el SL. Sin necesidad alguna estarás fuera por no haber sido un poco más previsor.

El paso a Real y cómo cambia todo para hacerte casi imposible sacar dinero

Es importante recalcar una cosa: cuando acabas el proceso de evaluación la suscripción de pago mensual se termina. Es decir, pasas de ser un cliente que pagaba todos los meses a otro del que no van a ingresar mucho más. ¿Crees que cambiará el trato recibido? Ya te anticipo que sí.

Al haber completado satisfactoriamente la evaluación te felicitan por tu buen desempeño y se despiden de ti: a partir de ahora comienzas a trabajar con una nueva empresa, su socio capitalista.

El primer detalle feo es que el e-mail de bienvenida para esta nueva etapa siempre acaba en tu carpeta de Spam. No es un accidente sino que lo hacen a propósito. Los proveedores de e-mail pueden seleccionar una opción para que su correo acabe en la bandeja de No Deseado, complicando así la recepción del mensaje.

¿Qué pretenden con esto? Que muchos e-mails directamente no lleguen a su destinatario sino que se quedan por el camino, retrasando la apertura de la cuenta o simplemente evitándola.

Yo superé varias veces la evaluación con distintas cuentas y siempre los primeros mensajes con la nueva empresa terminaban en Spam: tenía que revisar la carpeta «No Deseado» y estar alerta puesto que ellos no se van a preocupar en notificarte.

La atención al cliente es otro aspecto que deja muchísimo que desear una vez pasas a ser Funded Trader. Cuando estás en el proceso de evaluación el servicio era correcto: respuestas trabajadas mostrando interés por tus dudas. Como funded trader parece que tus preguntas les molestan, te contestan con monosílabos o muy pocas palabras en unos mails que dan pena verlos.

El contrato que firmas y las sorpresas que aparecen: nuevas normas de Trading que no tenías en la evaluación

Los feos no se detienen aquí. Después del pésimo trato recibido y la dificultad de encontrar los mails para comenzar la nueva etapa llega la hora de firmar el contrato electrónicamente para comenzar la operativa.

Es un documento estándar, de unas 20 páginas. Sirve para establecer la relación que tendrás a partir de ahora con tu financiador, así como las típicas disposiciones sobre protección de datos y confidencialidad.

Es bastante decepcionante lo que te encuentras en él. La sorpresa viene en el apartado 6, las reglas del trader. Como en cualquier contrato es fundamental revisar la letra pequeña, ya que suelen aparecer cláusulas que no esperabas. No iba a ser la excepción este caso.

Te muestro captura de lo que encuentras en este apartado y te sigo contando:

No hay ningún problema con las dos primeras normas, puesto que son las mismas que tenías en la evaluación. Te las describo:

  1. Sólo puedes hacer trading en las horas permitidas de negociación (cerrar todas las posiciones antes de las 11 de la noche). Estás fuera si dejas una operación abierta más allá de las 23h.
  2. No puedes sobrepasar el Trailling Drawdown. ¿Qué significa esto? Que conforme el equity de la cuenta va subiendo con tus operaciones positivas, también lo hace el Stop Loss máximo. Si las ganancias son importantes llega un punto en que el Stop se sitúa en cero y ya no pierdes dinero. Eso sí, no puedes dejar que una mala racha se coma el colchón de beneficio que has construido porque romperás la regla del Trailing Drawdown: se acaba la aventura.

Ahora vamos con las novedades que nos presenta el contrato. Esas normas que aparecen cuando has dado el salto a real y no te las habían avisado en ningún momento. ¿Pueden cambiarte las reglas del juego a mitad de la partida? Ellos se toman la licencia de hacerlo, perjudicando claramente al trader.

#3. Empiezas con Volumen mínimo y para subir debes alcanzar distintos escalones de Profit.

En la portada de la Web siempre te muestran el Volumen máximo que puedes utilizar. Durante el periodo de evaluación no hay ningún problema en entrar a mercado con todos los lotes, más allá de que no es recomendable por gestión del riesgo: cuantos más posiciones tengas abiertas más fácil es llegar al Stop en un movimiento a la contra del mercado.

scaling plan

Sin embargo, cuando eres «funded trader» el panorama cambia: no está permitido ir con todo el lotaje desde el principio. Arrancas con un mínimo y te van marcando objetivos de Profit para aumentarlo. Por ejemplo, en la cuenta de $50.000 sales con dos lotes, para subir al tercero debes llevar $1.500 de beneficio cerrado en la cuenta. Si tienes dos lotes asignados y en algún momento vas con 3, aunque solamente sean unos pocos segundos, ya has roto la regla: se acabó trabajar con ellos.

#4. No puedes tener ninguna posición abierta 1 minuto antes y después de la publicación de ciertos datos económicos relevantes

Otra de las novedades es que debes cerrar todas tus operaciones cuando se aproximen los principales datos económicos y, por supuesto, no puedes hacer trading aprovechando la volatilidad que generan. Sin embargo durante la evaluación sí podías hacerlo.

Buscan de nuevo el fallo del trader: no te facilitan ningún calendario económico en el que revisar las noticias del día. Alguno de los datos que ellos publican como importantes apenas generan impacto en el mercado, como las peticiones de subsidios de desempleo USA los jueves a las 14:30 hora española . Y en cambio otros que realmente producen volatilidad (como la política monetaria del BCE) no los tienen en cuenta.

Me ocurrió una vez que por 15 segundos me echaron del programa. Mantuve una posición en el minuto antes de la publicación del dato y se me pasó cerrarla a tiempo. Si eso te ocurre ya no hay vuelta atrás.

#5. Debes mantener un volumen semanal equivalente al 50% de las operaciones que hacías en la evaluación, como mínimo

¿Cuál puede ser la razón de esta regla? A día de hoy me lo sigo preguntando. Se supone que, si trabajas como Prop Trader con fondos de la empresa, estas normas deberían estar para proteger el capital de la empresa y el del propio trader, así como ayudarles a crecer.

Sin embargo aquí a lo que te están animando es a operar sin ningún sentido. Hacer de ti un ludópata en vez de un buen gestor de riesgos.

Además, para cumplirlo necesitarías haber contado todas las trades que hiciste durante la evaluación. En ese momento tú estabas intentado ganarle dinero al mercado, no sumando los trades a final de día. Más inri cuando nadie te había avisado.

Al ser operaciones en demo no quedan registradas en la plataforma, se pierden una vez termina la sesión. Llegas totalmente a ciegas al momento de Operativa Real, sin saber cuántos contratos te exigen para sobrevivir.

Pongo los números sobre la mesa para explicarte esta normal: si en tu periodo de evaluación hiciste 90 operaciones repartidas entre las tres semanas, tu media fue de 30 operaciones semanales. En este caso estarías obligado a hacer un volumen mínimo de 15 trades semanales si no quieres que te echen.

Aunque sólo hagas una operación menos de la que te piden, te pueden echar del programa. ¿Por qué? Porque está en el contrato..

#6. Tu cuenta debe quedarse en positivo en 6 intervalos consecutivos de 15 días

Esta última norma es igual de absurda que la anterior. Te obligan a sacar beneficios durante dos semanas hasta que lleves 3 meses operando. Si en tu segunda quincena pierdes 20 dólares, te pueden cerrar la cuenta aunque en la primera hayas ganado 1.500 ¿Qué sentido tiene esto?

Vamos a ver, yo entiendo que te digan que tu Stop esta en 2.000 dólares y que si llegas a ese nivel Game Over porque se supone que estás jugando con un dinero que no es tuyo.

¿Pero por qué me tiras la cuenta para atrás si apenas he perdido dinero y tengo la opción de ganar en próximos meses? Ningún trader va a ser rentable el 100% de los días, semanas o años y tampoco consiste en eso, sino que el objetivo es ganar más de lo que pierdes, ni más ni menos.

No solo eso, sino que además te confunden. La norma establece “intervalos de 15 días”, cuando dos semanas duran exactamente 14 días. No lo dejan nada claro: es un lío absoluto y así es más fácil equivocarse que estar centrado en hacer un trading correcto y sostenible.

El juego sucio continúa: todavía quedan sorpresas

Estas reglas son inviolables y si te equivocas, aunque solo sea una vez, significará que tu periplo como Funded Trader ha terminado. Da igual que sean reglas injustas y que no te habían avisado, has firmado un contrato (sin él no puedes operar) y se aferrarán a él cuando te quejes.

Se mire por donde se mire esto no es jugar limpio. No se pueden cambiar las normas de un partido en el descanso favoreciendo a una parte en detrimento de la otra.

Te ponen la evaluación fácil para que pagues y veas factible alcanzar el objetivo, pero una vez que pasas a la acción te cambian las reglas del juego para complicarte la operativa y que tarde o temprano caigas en algún error, aunque haya sido por un despiste.

Imagínate la frustración que genera estar esforzándote durante 3 semanas trabajando en simulado como si fuera real (estrategia sólida, gestión del riesgo y gestión emocional consistente), pasando una evaluación, esperar a que te habiliten la operativa para tener ese final: que te cierren la plataforma avisándote con un mail frío, corto y seco por entrar con un contrato de más durante 20 segundos, tener una trade abierta durante una noticia que desconocías o no haber negociado los contratos requeridos a lo largo de la semana.

La última promesa no cumplida: siendo Funded Trader sigues trabajando en simulado

¡Atención! Todavía no he terminado de destapar la caja de las vergüenzas de este negocio.

Recuerda la promesa que te hacen desde el comienzo: una vez superes la evaluación haciendo trading en simulado pasarás a mercado real donde te estarás jugando la pasta.

Esa afirmación es una mentira más. Las operaciones siguen siendo en simulado. Tus contratos no llegan en ningún momento al mercado.

Lo sé porque mientras yo trabajaba con la cuenta financiada también tenía una cuenta abierta en un bróker de futuros. Veía en paralelo cuántos contratos se negociaban y cuántas órdenes había pendientes en la PriceLadder. Si no sabes de lo que te hablo en este post aprenderás a analizar una Ladder.
Priceladder ejemplo
Hice la prueba con el Brent y el Mini-Brent. Colocaba las órdenes en la cuenta financiada (Sell Limit y Buy Limit) y sin embargo la PriceLadder del Brent no se movía: no aparecían nuevos contratos. A todas luces esas órdenes nunca llegaban a al mercado de futuros.

Estaba bastante indignado por el tema, me sentía engañado. Les pregunté por ello vía mail y en su respuesta me reconocían la verdad: mis órdenes no iban a mercado real. Argumentaban que tenían tal volumen de clientes que habían generado un pool donde nos casábamos las órdenes entre nosotros sin pasar por mercado. A mi todo esto me sonó muy feo y sinceramente no me lo creo.

Sigues metiendo operaciones en Simulado y lo hacen porque les compensa. No puedo asegurarte al 100% de esta afirmación, pero estoy convencido de que nunca vas a ver una orden tuya en el mercado real de futuros, sino que seguirás en modo demo hasta que acabes tu relación con la empresa.

Abrir una cuenta de futuros es un engorro, así que deciden ahorrarse el proceso. Ellos saben a la perfección que casi ningún trader va a pedir retirada de dinero porque ya se han encargado de subir el nivel de dificultad y ponerte varios obstáculos en el camino para que rompas alguna de las reglas y te echen del proceso.

Es prácticamente imposible sacar dinero del bróker, su estrategia es empujarte poco a poco al borde del abismo hasta que tengsa los dos pies por fuera, cayendo al acantilado casi sin darte cuenta.

Conclusión: una réplica barata empaña el trabajo de compañías honestas

Después de este duro post puede parecer que estoy en contra de los financiadores de traders, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, gracias a uno de ellos puedo estar hoy aquí hablando de bolsa y dedicándome al trading, el oficio más interesante y que mayores retos presenta del planeta.

He estado trabajando en una de las mayores casas de Prop Trading del mundo durante más de 5 años y el negocio que ellos proponían es similar al de los financiadores online: uno o varios inversores buscan traders con talento, les asignan un capital cuando demuestran que son rentables y finalmente se reparten el beneficio obtenido del mercado en un porcentaje justo y equitativo.

Este modelo lo valoro y respeto. Además, te repito, me he beneficiado de él cuando fui seleccionado para trabajar en una de ellas, aprendiendo el oficio y cobrando jugosos bonus en los años buenos.

El problema de estas páginas web que prometen ganancias rápidas está en pretender copiar una buena idea pero retorciéndola para aprovecharse de las debilidades del trader. En teoría la finalidad debería ser la misma que los Prop Clásicos, pero en la práctica la realidad queda muy alejada.

Su negocio no es apostar por ti, darte recursos y repartirse las ganancias que saques haciendo trading, sino exprimirte y que pagues el máximo número de evaluaciones posibles, hasta que te canses o descubras el engaño. Te ponen la zanahoria delante de los ojos atada con una caña, haciéndote ver que los beneficios están a la vuelta de la esquina y que para llegar a ellos sólo tienes que pagar un poco más, que en el siguiente intento lo conseguirás.

Me parece mucho más sostenible el modelo clásico de los Props, además de que tiene decencia y decoro. Al final somos personas y a nadie le gusta sentirse estafado. La fama, bien merecida, se la están ganando ellos solos debido a sus malas prácticas. Puedes dar el pego durante un tiempo, pero tarde o temprano la verdad sale a la luz y los clientes huyen despavoridos.

Quizás cuando leas este artículo ya se han dado cuenta de que no pueden seguir engañando a la gente y ofrecer recompensas que luego no cumplen. Si ese es el caso y decides entrar en un proceso de evaluación lo que sí te garantizo es que para superarlo necesitarás una Estrategia de Trading Ganadora con la que salir victorioso de la batalla de tiburones que es el mercado.

En mi Curso de Trading te enseñaré el sistema que he aprendido trabajando desde 2014 con traders que superaron un duro proceso de selección y demostraron ser rentables haciendo trading. No te vale con charlas gratuitas en un hotel con la bolsa cerrada, un libro de 15€ o un seminario de Youtube. Para ganar dinero al mercado necesitas trabajar todos los días codo con codo junto a quien ya sabe cómo hacerlo.

Te espero en el camino.

Un abrazo a todos

Enrique Mazón

Suscríbete

Nivel de conocimientos en Trading
Intereses

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *