Aprovecha esta información el resto de tu vida

Muchas veces me preguntan qué enseño en mi Academia de Trading. Si soy experto en criptos, si trabajo acciones o si sólo tradeo petróleo u otras commodities. Lo mismo para los horizonte temporales: ¿haces intradía, scalping o swing?

Sinceramente, mi metodología no va en esa dirección. Puede que te extrañes por este golpe de realidad, quizás no es la respuesta más políticamente correcta, pero no empecé este blog para ser un saca-cuartos más.

No pretendo enseñar a tradear el Dax30 en velas de 15 minutos y que cuando cambies al Euro-Dólar o subas de temporalidad a gráfico Diario no sepas ni por dónde está pegando el aire. Prefiero que domines un sistema para aplicarlo en cualquier activo financiero y en cualquier time-frame, dándote una libertad de elección absoluta.

Hace unos cuantos miles de años ya hablaron de esto en el mayor Best Seller de la historia, la Biblia.

Decía algo así: «Si a un hombre le das un pez, comerá un día. Si le enseñas a pescar, comerá todos los días de su vida»

Todos los mercados se rigen por los mismos fundamentos

Entender el ciclo del mercado es fundamental para batirse el cobre en el mercado. Te garantizo que es imposible ganar pasta sin asentar primero las bases. He conocido traders impacientes que preferían ponerse a investigar una estrategia algorítmica o hacer scalping como locos en velas de 1 minuto antes de afianzar los fundamentos del mundillo donde se iban a jugar los cuartos.

Además es una información que, una vez interiorizada, te servirá durante el resto de tu vida hasta en la situación más inesperada. Todos los mercados funcionan igual por una sencilla razón: detrás de ellos hay humanos guiándose por emociones. Encontrarás pánico y euforia, lo que se traduce en oportunidades donde llenarse un poco más el bolsillo.

Si es la primera vez que oyes hablar de este concepto te recomiendo que eches un vistazo a los siguientes posts relacionados para ampliar información:

Una familia condenada 35 años por «pasar» del ciclo de mercado

Alguna de las decisiones más importantes de tu vida, como la adquisición de tu propia casa, dependerán en gran medida del momento del ciclo. La diferencia entre comprar en la parte alta o en la parte baja supondrá varios miles de euros y lo arrastrarás durante muchísimos años.

Te cuento un caso que me tocó bien de cerca. Mis tíos se compraron su piso a las afueras de Madrid en el año 2009, en el pico de la burbuja inmobiliaria. Tenía 3 habitaciones, un par de baños y salón. Unos 70 metros cuadrados. Algo normalito, nada del otro mundo. Tampoco era una de las mejores viviendas porque era la primera planta. Además era una comunidad cara, ya que pagaban vigilante y mantenimiento de piscina.

Se hipotecaron a 35 años por más de 500.000€, cuando en unos meses esos mismos pisos se estaban vendiendo por 350.000€. 150.000€ de diferencia por comprar sin sentido en lugar de esperar. A Cristiano Ronaldo no le afectaría en absoluto, pero en una familia de clase media es un descuadre que te castiga prácticamente hasta la muerte. Supone no poder irte de vacaciones, renunciar a un buen coche, escatimar en la educación de tus hijos porque te ves apretado…

Es el castigo por no entender – o no estudiar a fondo – el comportamiento de las fases del mercado.

Supongo que no querrás caer en los mismos errores que mis tíos – y tantos otros – han cometido en su vida. Si es así sigue leyendo ha llegado el momento de ver en profundidad las fases del ciclo del mercado.

Fase 1. Acumulación

Aquí arranca la magia del mercado. No podríamos entender el resto de movimientos sin tener claro dónde empieza todo. Es el «Big Bang» de la fluctuación de los precios.

Poniéndonos un poco más técnicos, es la etapa donde los profesionales se llenan los bolsillos de papel cuando los precios están baratos, esperando una futura subida. Dura hasta que el mercado no admite más compras,  la oferta colapsa y la demanda tira los precios hacia arriba, llevándonos a la siguiente fase.

Vemos acumulación en dos situaciones bien diferenciadas:

  • Cuando un buen activo sale a cotizar y todavía no es conocido

Los profesionales han visto «algo» en ese nuevo producto financiero, creyendo que su precio está por debajo del valor real. La mano fuerte se va posicionando sigilosamente, sin apenas hacer ruido. No les interesa que se conozca su estrategia. Prefieren mantenerlo fuera del radar del gran público el máximo tiempo posible.

  • Después de un pánico bursátil

La fase final de una tendencia bajista se caracteriza por una caída desmesurada, con la velocidad de los precios por las nubes. En ese momento los compradores deciden pararlo, comprando papel mientras la mayoría de traders o inversores están vendiendo despavoridos. Desde que termina la tendencia bajista hasta que comienza la nueva tendencia alcista el mercado se encuentra en acumulación.

Una característica clave de la acumulación es la lateralidad. Los precios se apoyan varias veces en un Soporte sin romperlo, donde la mano fuerte sale al rescate y no le deja caer más. La subida llega a su fin en la Resistencia clave, volviendo al rango.

La cotización se queda en un estado de letargo. No tiene la suficiente fuerza como para subir, pero los peces gordos tampoco permiten profundizar en las caídas. Es parecido a un estado de «hibernación», cual oso pardo recuperando energías y esperando su momento para salir de la cueva.

La Acumulación termina cuando el precio supera con claridad el rango lateral, dando paso a una tendencia alcista. Cuanto más ha estado lateralizando, más potente suele ser la tendencia venidera. Por ejemplo, Tesla estuvo 6 años sin salir  del rango hasta que rompió las resistencias y multiplicó por varias veces su valor en solamente unos pocos meses.

 

Acumulación en la salida a bolsa de DIA

Fase 2. Tendencia Alcista

Charles Dow la llama «Participación Pública», porque es cuando lo peor de la tempestad ya ha pasado y se están animando a navegar las embarcaciones. Los primeros asumen más riesgo pero disfrutarán de más horas en el mar. Los rezagados que entren más tarde lo harán con mayor seguridad, pero no habrán tenido el día completo para salir a pescar atunes.

Para que una tendencia alcista sea realidad el precio tiene que cumplir una condición: los máximos y los mínimos deben ser crecientes. No hace falta ser un experto analista técnico ni tener 25 años de experiencia en bolsa para distinguirlo. A simple vista cualquiera, hasta un niño, puede darse cuenta de cuándo existe una tendencia alcista.

Otros indicadores, como la media de 200, dan pistas y marcan el camino. Las resistencias se van rompiendo a su paso. Si la media mira hacia arriba el estado más probable es una tendencia alcista.

Tendencia Alcista

Fase 3. Euforia

Cuando las tendencias alcistas están a punto de terminar llega un estado de euforia. Los precios se suben al cohete y despegan hacia el cielo sin sentido. Es como la puntilla final al toro, el remate fatal previo a la caída.

La finalidad de este último acelerón es confundir a la masa. Hacen creer que las subidas van a prolongarse, que la velocidad va a continuar in-crecendo y que el techo todavía está muy lejos, cuando en realidad la caída está más cerca que nunca.

La euforia es muy fácil de detectar. Seguro que alguna vez un amiguete te ha hablado del activo de moda, los influencers repetían como loros que se iban a forrar gracias a sus participaciones en ***Rellenar*** o incluso hasta en las noticias dedicaban una sección a las impactantes subidas vividas en ***Rellenar***. Otro de mis indicadores favoritos es cuando se habla de «Cambio de Paradigma«. Por suerte leyendo este post tú estás en el lado de los ganadores y distingues cómo ese ya no es un buen momento de compra.

Euforia en el mercado

Fase 4. Distribución

Es similar al proceso de acumulación, sólo que se produce en la parte alta del mercado.

Los profesionales aprovechan el pico del ciclo alcista para repartir los títulos / contratos / participaciones adquiridos en la acumulación o la tendencia alcista. Toman el beneficio y se olvidan, pasándole la patata caliente a los perdedores.

La encontramos en estos dos puntos clave:

  • Cuando un activo sale a cotizar y la mano fuerte lo considera Sobrevalorado.

Se me viene a la cabeza la salida a bolsa de Bankia. Necesitaban captar financiación y para ello la sacaron a bolsar. A pesar de estar quebrada colocaron el papel en la red de oficinas a los clientes, inflando el precio y haciéndoles creer que estaban comprando un banco sólido.

Luego se demostró que fue uno de los mayores escándalos financieros de España, y mira que estaba difícil colarse en el top. En 2011, año de la OPV, publicaron 309 millones de ganancias, mientras que en 2012 reconocían pérdidas cercanas a los 3.000 millones. El rescate público, apenas 10 meses después del lanzamiento a bolsa, alcanzó, nada más ni nada menos, que los 22.424 millones.

Proceso de distribución tras la salida a bolsa de BANKIA

  • Al terminar una tendencia alcista

La euforia no es eterna, ni en ningún activo financiero ni en la vida. Después del júbilo y la exaltación la gente poco a poco irá dejando atrás esos sentimientos y la cotización se relajará. Aparece entonces una lateralidad, donde la mayoría – los que han comprado a los peores precios – estará pensando en una corrección para continuar subiendo. Sin embargo la realidad es bien diferente: el desplome es inminente.

Han habido distribuciones épicas a lo largo de la historia, con miles de inversores atrapados a unos precios terribles. Recuerdo el caso Terra y cómo se llegó a crear una Plataforma de Afectados pidiendo la devolución de su dinero.

La siguiente gran distribución me la estoy oliendo desde hace tiempo. Me da que las criptos serán las protagonistas y que habrá baño de lágrimas en quienes han comprado cuando lo más bestia de la subida ya se había producido. Veremos..

Fase 5. Tendencia Bajista

Comienza cuando el precio perfora el rango lateral de distribución. El mercado ha estado digiriendo la subida, ha testeado varias veces cuánta demanda queda y ha comprobado que la mano fuerte ya no está dispuesta a seguir comprando. La fuerza no acompaña del lado largo: los osos pasan a dominar la situación.

Los máximos y los mínimos son decrecientes, y si aportas una media larga, como la de 200 sesiones, comprobarás que mira hacia abajo.

En esta fase los compradores todavía tienen esperanzas de recuperación, ya que la caída es paulatina y no están haciendo muchos aspavientos. No es una preocupación prioritaria, dejas margen esperando que en cualquier momento el mercado se de la vuelta extremas. Sus anhelos se desvanecen cuando sale a la partida la última fase.

Tendencia Bajista en Dow Jones

Fase 6. Pánico

Son las rebajas de la bolsa. Exactamente igual que cuando vas al Corte Inglés el día 8 de enero y encuentras el mismo abrigo con un 70% de descuento. ¿No lo harías?

En esta fase los precios caen en picado, sin encontrar ningún nivel capaz de sostenerlos. Son momentos apocalípticos, con picos de volatilidad exageradamente altos. El recorrido «normal» puede multiplicarse por más de 10. Si el Dax30 en una sesión se mueve en un rango de 70-80 puntos, en situaciones de pavor podría estar por encima de 800 puntos.

Se habla del fin de una era, de cambio de paradigma.. es como si se abriera el suelo ante tus ojos y empezasen a salir dragones escupiendo fuego para arrasar con el mundo conocido.

Quienes todavía mantenían compras huyen asustados. No entienden lo que está sucediendo, están cansados de aguantar tanto tiempo una posición perdedora y la deshacen muy cerca del suelo. Pierden gran parte de sus ahorros o inversiones simplemente por haberse dejado llevar por las emociones.

Las situaciones de pánico son el germen de futuros ciclos alcistas. De hecho, cuando mayor sea el miedo generado, más fuerte será la subida posterior.

Echa un vistazo a lo que te conté sobre la noche aciaga del Brexit o fíjate lo que ocurrió con el desplome del Brent en lo peor de la crisis COVID. ¿Qué movimiento tuvieron los precios y qué vino posteriormente? Efectivamente, pánicos extremos seguidos de violentas recuperaciones.

El ciclo del mercado completo

El Análisis Técnico es el mapa idóneo para conducir en las curvas del mercado

Quiero que te fijes en los extremos de esta última imagen, donde se distingue a la perfección el ciclo completo.

Pon la lupa en los rangos laterales de acumulación o distribución, antes del cambio de tendencia. Si te das cuenta verás cómo se crean formaciones chartistas en estos períodos de indefinición para después arrancar la moto.

El Análisis Técnico es una herramienta muy poderosa, ayuda a encontrar el punto exacto donde se confirma el cambio de tendencia, pasando de un mercado alcista a uno bajista o viceversa.

Las formaciones de cambio de tendencia son las siguientes:

  • Figuras de Suelo y de Techo
  • Hombros-Cabeza-Hombros
  • Canales
  • Triángulos y Cuñas
  • Figuras Exóticas

En este post no me voy a detener más en las figuras técnicas, te recuerdo que tienes un módulo exclusivo sobre ellas en el Curso Gratuito de Trading, donde explico los objetivos, requisitos para la formación, anulación.. Ponte al día y a partir de ahora préstales atención cuando las detectes en el gráfico. Ya sabes lo que puede venir después ;).

Los 5 Trucos para saber en qué fase del ciclo estás y aprovecharlo para ganar dinero

No hace falta ser un loco del trading para aplicar los consejos que te voy a dar. De hecho ni siquiera es necesario saber de estadística avanzada, programación ni estar varias horas al día enganchado de las pantallas. Trucos sencillos y prácticos que cualquiera puede aplicar con un poco de sentido común.

Con estos patrones sabrás instantáneamente si tus ojos están presenciando una oportunidad de compra o si el mercado te está pidiendo a gritos deshacer largos o entrar en venta.

Estos trucos ayudan a distinguir los extremos, desde donde más recorrido tienen las posiciones. No es lo mismo comprar a 7 que a 3, como tampoco es lo mismo vender a 12 que a 27. Nos olvidamos de las situaciones intermedias, de figuras técnicas complejas y demás ruido.

Una estrategia de trading basada solamente en operar los extremos puede ser extremadamente rentable. Muchas veces nos complicamos la vida más de lo necesario, cuando yendo a lo fácil se pueden obtener unos resultados magníficos. Sólo hace falta una cualidad imprescindible: estómago para aguantar mucho tiempo dentro del mercado.

#1. El truco del Taxista

En Argentina los taxistas sólo tienen un tema de conversación posible: el fútbol. No intentes cambiarlo porque corres el peligro incluso de que te echen y tengas que buscarte la vida en un barrio de mala muerte.

En cambio en España el asunto favorito es el tiempo. Que si vaya calor, que si hace mucho frío, que si mañana dan lluvias.. Seguro que más de una vez te ha pasado.

De vez en cuando salen otros temas. El taxista, como se pasa el día hablando con un montón de gente, pasa a ser un experto de la actualidad que le rodea. Su opinión está influenciada por cientos o incluso miles de personas. Este dato es clave.

Cuando, por lo que sea, un taxista se considera lo suficientemente autorizado para dar una recomendación sobre bolsa, me echo a temblar. Seguramente en los últimos días o semanas varios clientes le han comentado la inversión de moda exponiendo sus argumentos y él los hace propios.

Es el reflejo del sentimiento del mercado en su máxima expresión. Te está dando una información valiosísima: la opinión de la calle sobre un activo financiero en particular. Uno de indicadores «contrarians» más potentes.

Recuerdo un compañero en el Prop francés, vamos a llamarle Sebastianne, que se tomaba a risa el truco de los taxistas. Era un tío de buena familia y solía venir a la oficina en taxi. Al llegar nos vacilaba: «Me ha dicho mi amigo el taxista que las bolsas van a subir, ¡así que todos a vender!«

Te hablo de un taxista, pero puede ser cualquier otro profesional alejado del sector financiero y los mercados. El peluquero, el dentista, el mecánico.. Cuando son ellos quienes me dan a mi alguna recomendación, lo primero que hago nada más llegar a casa es echar un vistazo al gráfico y pensar en un buen punto de entrada a la contra.

#2. El truco de las noticias (manipuladas)

Yo que soy muy fan del ciclismo me toca mucho las narices que únicamente lo saquen en la sección deportiva del telediario cuando ha habido alguna caída. Cuanto más aparatosa resulta, más tiempo le dedican. Sobre todo si ha habido algún herido grave.

La audiencia quiere mierda. Por eso los informativos publican guerras, conflictos y demás desastres. Da igual lo alejado que esté, vende más una violación múltiple en Indonesia que buenos datos económicos, como que 800 millones de personas salieron de la pobreza en 2019.

Las noticias de bolsa sólo salen cuando ha ocurrido algún evento grave. No esperes que en medio de una tendencia alcista el presentador te cuente la subida plácida que está experimentando el mercado. Hablarán del último crash bursátil, de la caída en el precio de las materias primas o del desplome de alguna divisa.

Esta negatividad proyectada con el altavoz mediático generará miedo y ansiedad en la mayoría de traders, que venderán asustados cuando el informativo le diga lo mal que están los mercados. La mano fuerte aprovechará para llenarse las manos lo máximo posible. Es tu deber estar preparado para comprar en rebajas.

Esto por un lado. El otro lado de la moneda es la necesidad de financiación de los medios de comunicación. Compañías cuyo futuro está en el aire y más en esta sociedad que cada vez más tiende al entretenimiento alternativo (Youtube, Podcast, Blogs..).

Se agarran a cualquier clavo ardiendo con tal de sobrevivir. Recordarás aquella portada «SALIMOS MÁS FUERTES» en plena crisis COVID. Para mí fue el día de la vergüenza nacional de la prensa con todos los periódicos, El País, El Mundo, La Vanguardia, La Razón, Público.., comprados por el gobierno. Luego pierden cuota de mercado y se preguntan por qué.

En su desesperación se bajan los pantalones hasta donde haga falta. Los grandes tiburones financieros lo saben y se han dado cuenta del chollo. Cuando les interesa generar ruido avisan al periodista de turno, sueltan el bombazo y esperan a recoger los frutos. Les cuesta unos pocos miles de euros y la rentabilidad obtenida puede ser millonaria. Ya te lo expliqué en este post.

#3. El Truco de las Redes Sociales

Fuera de los medios alternativos – TV, prensa y radio – las redes sociales, sobre todo Twitter, las webs especializadas y los foros son mi otra fuente de información.

La gente está enganchadísima a presumir en las Redes Sociales. Parece que dedican más esfuerzo a parecer que ganan pasta que a ganarla en sí. Lo primero que hacen cuando les ha pasado algo bueno es mostrárselo a sus seguidores.

Últimamente Instagram es la reina del postureo. Ya no sólo por las foto-playa o foto-desayuno. Me encuentro stories que dan risa, publicando a los cuatro vientos las espectaculares subidas de las criptos junto con mojitos o coches de alta gama. Parece que todo el mundo se está forrando y tú eres el tonto por quedarte fuera.

En Twitter sucede más de lo mismo. Cuando en mi TimeLine sólo aparecen pantallazos de cuentas en brókers con las ganancias acumuladas, o chavales de menos de 30 años dando consejos para alcanzar la libertad financiera sé que la hostia está cerca. Esos perfiles al tiempo desaparecen o dejan de publicar recomendaciones de trading, casualmente cuando se desploma el activo donde estaban comprados. No les verás decir nada.

Otro caso curioso es el de los blogs. Cuando una página web especializada en un tema de repente comienza a hablar sobre inversiones.. Sé que no va a salir de ahí nada bueno. Hace poco encontré un artículo sobre criptomonedas e independencia financiera en mi web favorita sobre viajes y estilo de vida. Lo pintaban como una forma rápida y fácil de sacar un sueldo extra mientras viajas por el mundo.. No me gustó nada, si entro en su web es para que me cuenten la información en la que ellos son expertos, no para tener otras recomendaciones financieras de un producto que acaban de descubrir. Zapatero, a tus zapatos.

#4. El Truco de la llamada de alguien cercano

El otro día mi hermana había quedado para comer con unas amigas de la facultad de Márketing. Mantienen la relación y de vez en cuando pasan el día juntas. Casi todas están trabajando en moda.

De repente me llega una notificación al Whatsapp con una pregunta directa relacionada con los mercados. Quería consejo sobre qué criptomoneda era la mejor para comprar.

Con su permiso voy a reproducir la breve conversación que mantuvimos.

conversacion whatsapp sara

Una de sus amigas ya había entrado en una de las criptos más famosas del momento. Te recuerdo que no son profesionales de las finanzas, de hecho estoy seguro que apenas habrán tenido más que un puñado de acciones en su vida.

¿Cómo llegó a animarse para invertir dinero en un producto desconocido? Supongo que alguien le avisaría de la subida, del dineral que todo el mundo estaba acumulando y no quería perderse la fiesta.

Di la respuesta que tuve que dar. Cuando digo que no entiendo el tema de las cripto es cierto: reconozco que la tecnología blockchain me ha pillado a pie cambiado. Mi recomendación fue estar alejada de ellas ya no porque sólo meto dinero en lo que entiendo, sino también porque el buen timing de compra ya ha pasado. Cuando el precio ha estado en $1.000-$2.000 durante años entrar por encima de $40.000 es una cagada absoluta. Veremos si en unos meses me escribe de nuevo..

#5. El Truco de la Primera Impresión

La última prueba para percibir euforia o pánico consiste en, cuando conoces a alguien nuevo, hablarle de tu interés por el mercado o directamente decirle que trabajas en bolsa si tu ocupación está relacionada con el sector (bancos, aseguradoras, contabilidad..)

A ver, si eres farmacéutico no te presentes como un exitoso hombre de mercados, sobre todo si tenéis amigos en común. Vas a causar una impresión muy mala. Simplemente dile que tu hobbie favorito es la bolsa y que llevas invirtiendo muchos años. Te interesa conocer su primera reacción.

Una vez hechas las presentaciones de rigor la respuesta de tu nuevo conocido podrá ir en estas dos direcciones:

  • Respuesta 1: «¿Uy pues qué mal trabajo no? Pobrecito ahora lo tenéis que estar pasando fatal

Significa que el mercado está en horas bajas y hay pesimismo en el ambiente. Aprovecha para vigilar oportunidades de compra, las estarás oliendo bien cerca.

  • Respuesta 2: «¿Joe pues estarás forrado no? Mi vecino ha ganado XXXX invirtiendo en XXXX. De hecho estoy pensando en comprar. 

Si tenías posición enhorabuena porque es la hora de realizar el Profit y a otra cosa mariposa. Los síntomas de optimismo son el inicio de una película en la que ya te han contado el final.

El ruido generado por los datos económicos

Una de los grandes vicios que me pegaron mis compañeros en el Prop Trading fue prestar demasiada atención a los puntos calientes del día. Cuando había un evento tres estrellas parecía que el mundo se paraba, todos teníamos que estar con los 5 sentidos en la pantalla. Tenía sentido porque era una operativa más intradía o Scalping y podía haber buenas oportunidades en cuestión de minutos.

Lo que ocurre es que en el largo plazo estos movimientos son irrelevantes. Ningún dato económico genera tendencia. Olvídate del PIB, del desempleo americano, de los tipos de interés.. Sólo es ruido con el que distraerte.

Puede que un movimiento de 300 puntos en el Dax sea mucho para solo un día, pero no es nada si lo comparas con una tendencia de 2.000 puntos de varios meses.

Aprende a distinguir los ciclos en el corto plazo

Con los sencillos trucos que te acabo de dar es relativamente fácil distinguir en qué fase te encuentras en rangos de tiempo amplios. Basta con saber escuchar a tu alrededor y entender la psicología de masas para hacer lo contrario de la mayoría. Los desinformados siempre pierden.

El único inconveniente es la duración: serán operaciones a varios meses o incluso años vista. Si tienes unos ahorros guardados y ninguna prisa por obtener rentabilidad es perfecto. Puedes alcanzar un rendimiento extraordinario sin mover el culo y con una estrategia sólida y bien definida.

Si tienes otros objetivos, como sacar un extra de la operativa, vas a necesitar estar encima del mercado, como hago yo. Habrá muchísimas más oportunidades donde ganar pero tampoco te lo van a regalar, es un estilo mucho más activo.

Los ciclos van a funcionar exactamente igual. El mercado es fractal y repite los mismos patrones en las diferentes temporalidades. Un ciclo completo de largo plazo puede durar 7-10 años, mientras que en Swing o Intradía puede unas horas o un par de días. Más rápido pero misma dinámica.

Para detectar el inicio y los finales de los ciclos vas a necesitar otras herramientas y un apoyo más cercano, siguiendo los gráficos bien de cerca. Es lo que hacemos en el Curso de Trading. Te enseño mi sistema de trading con el que nos enfrentaremos juntos al mercado día tras día. Gestionaremos las posiciones en directo, avisando de la apertura y el cierre así como los motivos por los que tomo las decisiones.

Trading en vivo con paradita semanal para evaluar. Es la única manera de hacerse un hueco entre los tiburones del mercado y vivir para contarlo. En el Curso de Trading.

¡Un saludo a todos!

Enrique Mazón

Cara Enrique Mazón

¿Te ha gustado el artículo?

Empieza ya el Curso Gratuito de Análisis Técnico y Chartismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *