Hace poco leí en el informe del Foro Económico Mundial que las dos habilidades más importantes para emprendedores y altos ejecutivos eran la resolución de problemas y el pensamiento crítico.

No hablaban de las típicas como la programación, la oratoria en público o el trabajo en equipo, sino de solucionar imprevistos y cuestionar las afirmaciones que la mayoría toman como correctas.

Aunque no soy nada partidario de estos grandes entes internacionales que acaban convirtiéndose en cementerios de elefantes y miles de millones despilfarrados en los lugares más recónditos del planeta, en esta ocasión tengo que darle la razón a quien hizo el informe.

Hoy vas a trabajar la segunda cualidad: el pensamiento crítico. En este otro artículo ya te advertí de que no puedes dar por válida ninguna estrategia, por mucho que la hayas leído en el best-seller de trading del momento, se la hayas escuchado al gurú de turno en horario de máximo audiencia o te la hayan contado en una ponencia de dos horas en el salón de actos de un hotel, en fin de semana y con el mercado cerrado.

Lo que siempre debes hacer es comprobar por ti mismo si lo que te han dicho funciona (o no), y para ello necesitas un tiempo prudencial en simulado. Una vez te sientas a gusto con ese estilo de operativa, entiendas lo que hay detrás y los resultados sean positivos durante, como mínimo, 3 meses seguidos, puedes plantearte pasar a la siguiente fase: el trading con dinero real.

Pues bien, ha llegado la hora de tocar una de las reglas de Oro en la gestión monetaria que parecía sagrada hasta la fecha y que no es cierta, aunque la sigan repitiendo en todos los cursos, blogs o foros. Te voy a explicar por qué sí puedes perder más del 2% en una entrada cuando te salte el Stop y aun así terminar el mes o el año retirando beneficios del broker.

Así que si estás preparado para destapar otra de las grandes falacias de este mundillo sigue leyendo.

Los Stops: una de las tres herramientas de gestión monetaria

Si me sigues desde hace un tiempo sabrás que el Money Management es uno de los tres pilares en los que todo trader de éxito asienta su operativa, como te explicaba en este otro post, junto con la estrategia y la gestión emocional.

A su vez la propia gestión monetaria se asienta en tres bases:

  1. Por un lado tenemos la gestión de la posición abierta: el nivel de agresividad o conservadurismo con el que decides cerrar las trades. ¿Te conformaste con ganar menos pero asegurando Profit o buscabas un objetivo mayor arriesgando a que el precio se te diera la vuelta?
  2. El segundo pilar es el lotaje con el que operas. No puedes entrar un día con 5 lotes en el Dax y al día siguiente con 20 porque te ves más valiente, así sólo conseguirás retroceder gran parte de lo ganado en una mala racha. Hace poco te di un par de consejos para mejorar la gestión del volumen conforme tu cuenta avanza, tanto si has tenido un «DrawDown» como si te va viento en popa.
  3. En último lugar, el Stop Loss es el instrumento que te mantendrá a flote cuando te hayas equivocado y estés obligado a asumir pérdidas. A continuación veremos los distintos tipos de Stops y el ratio ideal dependiendo de la estrategia.

La función principal de la gestión monetaria es la supervivencia en el largo plazo haciendo del trading una actividad sostenible. Para conseguirlo necesitas dominar estas tres facetas. De nada sirve hacer 9 meses de trabajo exquisito y llevar en tu cuenta 50.000€ si en una semana mala te lo vas a ventilar por gestionar mal una posición, ir con el lotaje inadecuado o no llevar Stop.

Son muchos los que visitan tarde o temprano El cementerio de traders , así que vamos a poner la gestión monetaria a nuestro favor para diferenciarnos del 95% de traders que claudican al mercado.

El Hard Stop en el trading: el peor de los escenarios posibles

A cualquiera le gusta ganar dinero. Celebrar con una copita de champán que a final de mes haber batido a las mentes más maravillosas del mundo fruto de un duro trabajo es una satisfacción difícilmente igualable.

Por eso mismo me hace mucha gracia cuando leo en redes sociales algún gurú contento por haberle saltado un Stop diciendo que es bueno para practicar en contextos adversos o que así demuestra que sabe cómo parar una mala racha.

No, mira, las cosas no son así. Ningún Stop no es motivo de celebración. Cuando stopeas significa que te has equivocado, que tu análisis no era correcto y además estás dejando tu propio dinero encima de la mesa. Como para no estar cabreado.

Un Stop genera frustación y rabia. De todos los Stops se aprende pero por obligación, para no volver a caer en los mismos errores y mejorar tus resultados. No por placer ni como ejercicio de superación. Que no te cuenten milongas.

 

Dicho esto, el siguiente paso es establecer cuánto vas a perder en cada operación. La respuesta a esta pregunta es depende. Son varios los factores que entran en juego en la gestión monetaria óptima de tu cuenta.

En primer lugar, no todas las trades negativas van a ser iguales. Algunas llegarán a tu stop y otras las cerrarás a mano. Puede suceder que una perdedora se compense con otra ganadora y el neto de beneficios, como en la imagen que muestro a continuación:

En este caso perder en una entrada sí es un triunfo porque la jugada global tiene final feliz. No pasa nada por terminar en rojo si compensas por otro lado, la pérdida será irrelevante. Bievenido al juego del Money Management.

Ahora bien, no siempre el mercado nos va a permitir salir victoriosos. Habrá trades que duelan y mucho.

En algunas perderás poco (algo asumible), en otras perderás mucho (hasta se se te retorcerán las tripas) y también están por las que maldices haber empezado en el Trading. En estas últimas entra en escena el llamado «Hard Stop» , término del mundillo del Prop.

El Hard Stop entra en acción cuando ha sido imposible salvar una posición perdedora, por mucho que lo hayas intentado. Te han engañado y el precio está dilatando hasta el punto en que estás obligado a cerrar porque tu futuro como trader está en peligro. Da igual que el giro esté a punto de llegar, siempre hay un punto en que debes decir basta.

El Hard Stop es parecido a pasarse una patata caliente entre 20 personas. Lo más probable es que si te la quitas pronto y le pasas el marrón al de al lado nunca te explote. Pero si cuando te llega te pones a tontear con ella, la miras por todos los lados y remoloneas en alguna ocasión te estallará en la cara.

La falacia del 2% como pérdida máxima: es un error si no tienes en cuenta la esperanza matemática y la rentabilidad/riesgo

Para entender cómo puedes sobreponerte a un Hard Stop te voy a contar lo que me sucedió en 2016 trabajando en una de las mayores empresas de Prop Trading del mundo.

Pero antes de eso, es la hora de cuestionar todo lo que te han contado sobre el Stop máximo de tus posiciones. La regla aceptada por la mayoría es que no puedes perder más del 2% de tu capital en un trade si quieres ser consistente en el largo plazo.

Esta afirmación carece de sentido si no introduces en la ecuación de tu operativa otros factores clave: la esperanza matemática y el ratio rentabilidad riesgo de tu estrategia.

  • En primer lugar, la esperanza matemática es el número de veces que sales ganador. Si es del 40% ganas 4 de cada 10 trades.
  • El otro factor, el ratio rentabilidad-riesgo tiene que ver con cuánto ganas en las operaciones positivas respecto a cuánto pierdes en las negativas. Un ratio 1/2 significa que cuando ganas 10€ tu Stop Loss habitual serán 20€.

Te pongo un ejemplo, con un porcentaje de acierto del 80% con un ratio R:R 1/1 (pierdes lo mismo que ganas)  puedes permitirte un 4% de Stop porque le estarás ganando el mismo 4% a las buenas y al final compensas. De cada 10 cierras 8 verdes y 2 rojas. Has ganado un 32% en las buenas y has perdido un -8% con las malas. Resultado +24%.

Pero si tu porcentaje de acierto es muy bajo, solamente del 10%, aunque ganes mucho más en las buenas no puedes permitir un 4% de pérdida porque en una mala racha tu cuenta puede venirse abajo.

Otro aspecto en el que muy pocos traders caen es sobre qué cantidad debes aplicar el famoso 2% para calcular tu Stop. ¿Sobre tu cuenta o sobre el depósito inicial? Si empiezas con 20.000€ el Stop debería estar en 400€, pero si te ha ido bien y la has subido a 30.000€.. ¿sigues con el Stop de 400€ iniciales o arriesgas 600? Esto causa demasiados quebraderos de cabeza a los traders minoristas, por eso lo trato específicamente en el apartado de Gestión Monetaria de mi Curso de Trading.

Sigo dando luz a estos dilemas que te estoy planteando, es el momento de que descubras cómo gestiono mis posiciones cuando salgo a enfrentarme al mercado cara a cara todos los días.

El Stop en mi sistema de Trading de Reversión a la Media

Uno de los pilares básicos de mi estrategia es que tengo un porcentaje de acierto muy alto: ronda el 80% en un mes normal (4 de cada 5 trades alcanzan el Profit, aunque en algún mes bueno como Julio puede estar por encima del 90%).

Mi objetivo es permanecer poco tiempo dentro del mercado, ir a por objetivos asequibles y realistas entrando en zonas con alta probabilidad de acierto.

Trato de ser el gorrión y no la paloma. El gorrión pilla lo que puede (pequeñas migajas) y se va cuanto antes con su botín a un lugar seguro, mientras que la paloma no hace más que picar y picar buscando el trozo más grande, quedándose más tiempo del debido en un lugar peligroso. Si aparece un cazador se olvidará de los gorriones y querrá pillar una paloma porque se lo pondrá más fácil.

El ratio rentabilidad riesgo de mi estrategia está cerca de 1/3. Es decir, que si las positivas son de 100€ me dejo 300€ cuando la trade alcanza el SL.

La pregunta que te estarás haciendo es: ¿las cuentas te salen sabiendo que pierdes más de lo que ganas? La respuesta es sí, porque gano en muchas más operaciones de las que pierdo. Llevo ya 7 años utilizando el mismo sistema y me siento cómodo con él, sé que no va a ser un camino de rosas y que el 100% de aciertos es prácticamente imposible pero año tras año me demuestro a mí mismo que es posible sacar dinero del bróker.

Pongo un ejemplo con números sobre la mesa para demostrar que no es un drama perder más del 2% de vez en cuando si estás respaldado con un alto porcentaje de acierto:

Estos resultados podrían darse perfectamente sobre la cuenta de 20.000€ que utilizo para enviar las señales de trading en directo a los alumnos en el seguimiento diario de la sesión.

De las 5 operaciones gano en 4 cerca del 1% del capital inicial pero en una me salta un Stop del -3,5%. A pesar de este contratiempo el resultado final es positivo, sacando 200 euritos.

Por lo tanto, ¿puedes perder más del 2% y ser rentable? Ya has comprobado que, siempre y cuando:

  • Tu porcentaje de acierto sea alto.
  • Seas disciplinado con el volumen.
  • No se te vaya la olla con un SL y te dejes un -50% de la cuenta.

Así me recuperé de una pérdida de más de 13.000€ y terminé el año en positivo

Ha llegado la hora de contarte una de las batallitas que más han marcado mi carrera. No me siento orgulloso de lo que sucedió pero tengo la fortuna de estar aquí para contarlo.

Mira, ese año tuve la peor operación de mi vida y aun así conseguí terminar en diciembre sacándole nada más ni nada menos que un resultado de 6 cifras. ¿Curioso, no?

Todo sucedió en el primer trimestre de 2016. En aquella época estaba trabajando en las oficinas de la calle Velázquez, en pleno barrio Salamanca de la capital. Había varios traders con experiencia dilatada pero la gran mayoría éramos novatos. Todos con buenos expedientes académicos y currículums, pero sin experiencia en la lucha contra el mercado. En mi caso apenas llevaba año y medio, un principiante en toda regla.

El primer año, 2015, nos había ido bastante bien y muchos pensábamos que iba a ser coser y cantar. Por aquel entonces solamente hacía trading en materias primas y tipos de interés, hasta que apareció un nuevo producto que despertó las inquietudes de todos: la volatilidad europea.

Era un índice similar al VIX, el famoso índice del miedo americano, pero referenciado al EuroStoxx. Con unos precios en calma y pocos movimientos el producto caía, mientras que los movimientos alcistas llegaban con el miedo y los nervios apoderándose de las cotizaciones.

Empezamos a entrar con poco volumen y como los primeros trades fueron bastante bien la gente se fue animando enseguida. Pasamos de ganar 40-50€ a, como mínimo, buscarle 300€ llegando incluso hasta los 500€ de Profit en cosa de dos semanas.

El problema es que apenas conocíamos el producto, no llevábamos ni un mes utilizándolo y ya nos creíamos los reyes del mambo, como si hubiéramos descubierto la piedra filosofal.

Entonces pasó lo que tenía que pasar. A finales de enero el FVS comenzó una tendencia baijsta y nosotros seguíamos comprando buscando el retroceso, nada distinto a lo habitual. La diferencia es que en esta ocasión las subidas no llegaban, apenas tenía fuerza para recuperar los niveles perdidos y los retrocesos eran mínimos.

Estuvimos añadiendo posición los tres primeros días y ya en el cuarto las órdenes desde arriba fueron claras: no podéis seguir comprando.

En el quinto día, exactamente el 3 de febrero de 2016, solté la mitad de la posición para aliviar riesgo en la cuenta, dejándome casi 6.000€ por el camino. El objetivo era intentar salir BreakEven o minimizando las pérdidas cuando el producto subiese y terminar con la pesadilla.

Pero el FVS no subió aquel mes de febrero, sino que las caídas se agravaron y finalmente tuve que asumir más de 13.000€ de pérdida el 23 de febrero, mi peor operación hasta la fecha.

Terminó recuperándose, pero no lo hizo ni en febrero ni en marzo, sino que siguió bajando fuerte antes de girarse. De haber mantenido la posición abierta las pérdidas hubieran alcanzado los 30.000€, en lo que seguramente hubiera supuesto un despido fulminante y el final de mi carrera como trader.

Ese día aprendí que no puedes ir a lo loco sin Stops esperando que el precio desarrolle el movimiento que te conviene: la leche puede ser de categoría, con consecuencias catastróficas. Fue una cura de humildad brutal, estoy convencido que jamás me volverá a suceder algo similar.

Por suerte tengo registrado en Excel los resultados mensuales de cuando estuve en el Prop, solo he tenido que retroceder hasta 2016 para encontrar que, a pesar del golpe del FVS terminé febrero en positivo.

Las materias primas eran la «vaca lechera» de aquellos años, similar a lo que nos está pasando estos últimos meses en la Sala con el #DAX30, donde estamos concentrando el beneficio.

No solo eso, sino que además 2016 sería un gran año de Trading, sacando más de 130.000€ brutos al mercado. Llegaron grandes meses, momentos en los que podías apretar el acelerador sin miedo a equivocarte e incluso sobrepasando algunos límites de riesgo.

Pero esa es otra historia que te contaré en otro post, al igual que reconozco la dificultad de los años 2017 y 2018 y todo estuvo punto de irse al carajo de nuevo.

Antes de cerrar te recuerdo que este relato no deja de ser mi propio libro de éxitos y fracasos. Los cuento para evitar cometer los mismos errores por los que ya he pasado, ojalá que alguien experimentado me hubiera apadrinado desde el principio avisándome dónde estaba el peligro y dándome truquillos para mejorar. Mis resultados hubieran mejorado una barbaridad.

Por eso me propongo ayudarte a escribir el particular anecdotario de disgustos y victorias que el mercado te va a ir mostrando en tu camino con estas tres premisas:

  1. Te enseñaré mi sistema de Reversión a la Media con herramientas automáticas de desarrollo propio para facilitar la tarea.
  2. Dedicaremos la jornada completa a analizar oportunidades con señales en directo.
  3. Una vez por semana nos sentaremos juntos a detectar los fallos para corregirlos e incidir en tus fortalezas. Es la única manera de progresar.

Son los pilares en los que reposa mi Curso Avanzado de Trading Semi-Automático,

Un abrazo a todos, espero que estéis pasando un buen verano 😉

Enrique Mazón

Cara Enrique Mazón

¿Te ha gustado el artículo?

Empieza ya el Curso Gratuito de Análisis Técnico y Chartismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *